Amigo ready to dictate pages 191-213

Capítulo 21
.191. JUAN B. GUERRERO A.
Don Pedro seguía todavía
con la cabeza entre las rodillas sentado en la cama del cuarto
del hospital a donde le habían llevado después de la caída. La
naturaleza del golpe que había sufrido en la cabeza le permitía
seguir trayendo a la memoria episodios de su vida pasada mientras
vivía en su país de origen. Varios acontecimientos todavía se
mantenían frescos en su mente después de tanto tiempo:
Uno de ellos tenía que ver con la visita que hicieron a la
casa de uno de los hermanos de Trujillo: Ese día habían decidido
montar a caballo. También otros amigos habían llegado para
la ocasión. Cada uno de los muchachos que llegaron, iba montando
su propio caballo, un privilegio por pocos disfrutado en
medio de esa familia. El hijo de la familia amiga decidió que
iban a visitar, montando a caballo, la casa de uno de los Trujillos.
Al llegar a la parte frontal de la mansión, recordaba don Pedro,
un montón de empleados y militares se acercaron a los caballos







.192. JUAN B. GUERRERO A.
para servir al amigo de Pedrito, quien había pedido un simple
vaso de agua. A todos los que iban en su caballo le preguntaron
si querían algo de tomar, a lo que todos contestaron con
un rotundo… ¡No! Luego de tomarse el vaso de agua enviaron
militares, también a caballo, para acompañarlos en el recorrido
por el área del campo por donde se encontraban, un lugar
a la salida de la capital, cerca de la carretera que iba a la región
del Cibao.
Recuerda, mientras seguían arribando eventos del pasado,
de ese día sábado cuando se oyó sonar la bocina de una
camioneta que se estaba estacionando frente a la casa donde
vivía Pedrito. Eran los amiguitos que llegaron a recogerlo a él
y a su hermano Felito para irse de día de campo. No tardaron
mucho en llegar al lugar y tirándose todos de la parte trasera
de la camioneta fueron directamente a jugar. Durante ese día
de campo, por la tarde, Pedrito y sus amigos se encontraban
jugando en el piso de la casa de la hacienda de la familia amiga.
El amigo de Pedrito había terminado de jugar con su papá
disparando, a un blanco colocado en uno de los árboles cerca
de la casa, con una pistola calibre 38 del padre. Después de la
práctica de tiros, y mientras Pedrito tenía los ojos fijos en los
juguetes del piso, se detuvo al lado de él un personaje, que más
tarde supo que era hermano del dictador, que llevaba puesta
unas botas de cuero marrones altas con zíper a los lados, adornadas
con cortas correas diseñadas con relucientes hebillas plateadas,
muy parecidas a esas botas que usan los jugadores de
Polo. La persona se detuvo por un momento frente a Pedrito,
quien seguía cabizbajo jugando, y le hizo varias preguntas a la
mamá del amigo,
—¿Y quién es ese niño amigo de tus hijos? —Preguntó el
personaje dirigiéndose a la mamá de su amiguito.

Contestaron con un rotundo no=emphatic, definitive, forceful, categorical, convincing
Adornados con cortas correas [belt, strap]
Diseñadas con reluciente [shining; glittering; sparkling] hebillas plateadas
Seguia cabizbajo jugando=dejected; downcast; crestfallen
Mientras seguian arribando eventos del pasado=arrive, reach
Una camioneta=van, light truck, pick-up



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .193.
—Se llama Pedrito. Y él y su hermanito viven con su familia
cerca de nuestra casa. Son muy buenos amigos nuestros.
Otras preguntas, en relación a los apellidos, fueron contestadas
satisfactoriamente por ella, acerca del origen social
de Pedrito y su familia. Parece que con las respuestas quedó
satisfecho el hermano del jefe que ese día visitaba a la familia
en el campo.
Otro episodio que recordaba don Pedro tenía que ver con
esa ocasión en que estando una mañana jugando en su casa
con un perrito que le habían regalado, el mismo se le escapó
corriendo hacia la calle. Y sucedió que se tiró a la misma precisamente
en el momento que pasaba frente a la casa el carro del
Jefe. El carro presidencial tuvo que frenar de súbito para no
matarlo. Ese incidente dio pie a que la familia de sus amiguitos
tuviera que mediar entre la seguridad del jefe y la familia de
Pedrito. Ese episodio del perrito pudo haberle creado serios
problemas a su familia, porque ¿quién se atrevía a detener el
carro de Trujillo sin meterse en problemas? A muchos de esos
amigos de infancia de Pedrito, siempre los recuerda con sentimientos
especiales. Al lado de algunos de ellos se dieron momentos
muy singulares, de mucho aprecio, que no han podido
quedarse en el olvido.
La familia de Pedrito, de nuevo, forzado por la precariedad
económica de la misma, tuvo que regresar otra vez al área de la
Zona Colonial por donde había vivido. Varias de sus hermanas
se habían casado y vivían también en la misma zona. Durante
todo este trajín familiar y mudanzas, se vino abajo la cruel dictadura
de Trujillo. Un grupo de civiles apoyados por militares democráticos
pusieron fin a la vida del dictador. Pedrito todavía
un jovencito, pudo experimentar, viviendo en la zona Colonial
muchos de los acontecimientos relacionados con el proceso de


Ese incidente dio pie a que [cause, give rise to]

Tuviera que mediar entre=intercede on behalf of

Durante todo este trajin familiar=bustle; commotion; goings-on

.194. JUAN B. GUERRERO A.
cambios socio-políticos que estaba experimentando la nación
dominicana.
De hecho, una de las tardes Pedrito pudo presenciar desde
la galería de la casa donde vivían, a militares trujillistas caminando
en medio de la calle con revólver en las manos levantadas
llamando a salir a los guapos que celebraban la muerte del jefe.
Al otro día vio también enfrentarse, en las calles Francisco J.
Peinado y George Washington estudiantes de la universidad de
Santo Domingo, hoy UASD, con patrullas de los policías quienes
todavía recibían órdenes de los hijos de Trujillo, entre ellos
Ramfis, y quien se había propuesto acabar con todos aquellos
que tuvieran alguna relación con el asesinato del jefe. La historia
cuenta que muchos de los que participaron fueron asesinados
por el mismo Ramfis en una de las haciendas de su padre, el jefe.
Trágicamente varios años más tarde, en diciembre del mil novecientos
sesenta y cinco fue asesinado Severo Cabral cerca de las
calles Palo Hincado y Padre Billini, donde residía con su familia.
Cabral fue uno de los del grupo que sabía sobre el plan para
acabar con la cruel dictadura trujillista, y quien se encargaría de
las relaciones internacionales tan pronto un nuevo gobierno antitrujillista
asumiera el poder.
En varias oportunidades Pedrito pudo presenciar, como parte
de los cambios políticos que vivía la nación dominicana, la
persecución de los odiados calieses, los miembros más crueles del
servicio de inteligencia militar. En múltiples ocasiones pudo ver
cómo se desataba la persecución sangrienta en contra de representantes
del Trujillato. Muchas de las familias amigas y ligadas
al tirano, tuvieron que abandonar el país por razones de seguridad,
aunque otras, con menos compromisos con la tiranía, regresaron
al poco tiempo. Entre esas, algunas de las familias amigas
de la familia Pedrito.

Presenciar desde la galería [balcony] de la casa
(asistir a) to be present at; attend; (ver, ser testigo de) to witness; see Galería
(espacio) (interior, en mina) gallery; (exterior) balcony

Llamando a salir a los guapos=bully, troublemaker, tough guys, braggarts

Como se desataba [trigger, spark, unleash] la persecucion contra

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .195.
Todavía permanecía clara en su memoria, esa mañana
cuando estaba visitando a una de sus hermanas que vivía en
la Zona Colonial. Mientras conversaban, súbitamente se oyó
a alguien gritar: “¡Un calié!… ¡Un calié!… ¡Un calié!”. Inmediatamente
Pedro bajó las escalares desde el tercer piso donde
se encontraba el apartamento. Se detuvo en la calle tratando
de localizar de dónde venían los gritos. De repente
apareció, pasando frente a él, un individuo de aproximadamente
unos cuarenta y cinco años de edad. Iba montando
una bicicleta vieja y oxidada de un color negro medio desteñido
por el tiempo. Se movía a todo vapor. Llevaba unos pantalones
de color kaki, un poco sucios y una camisa blanca con
señales visibles de sudor, ambas piezas fuertemente arrugadas,
parecían como si hubieran salido de la “boca de un burro”.
Quizás porque en su lucha desesperada por escapar de
la persecución popular se había estado escondiendo en los
lugares más insólitos durante los últimos días. El importunado
individuo tenía puesto unos espejuelos “fondos de botellas”
en una montura barata de color negro y hecha de plástico.
Por los espesos vidrios de los espejuelos corrían hacia las fosas
nasales grandes gotas de sudor que apresuradamente se convertían
en finas hebras del ácido alcalino que brotaban de los
poros. Las mismas bajaban de la frente, y se alojaban entre
los labios donde se mezclaban con las espesas gotas de mocos
que salían de las fosas nasales. Una cachucha enlodada, de
color azul claro dejaba ver tenuemente en su parte frontal
una “L” en cursiva. La llevaba fuertemente apretada hasta las
cejas, como tratando de enclaustrar el rostro. El miedo a la
muerte se dibujaba en su cara denunciando la tremenda
culpa que parecía acecharle. ¡Su reinado había llegado al final
del camino!

Montando una bicicleta oxidada [rusty] de un color medio destenido [faded, discolored] por el tiempo
Espejuelos fondos de botellas [thick glasses]
En una montura [eyeglass frame]
Una cachucha [cap] enlodada [muddy]
Dejaba ver tenuemente=faint (luz, sonido, dolor)
Tratando de enclaustrar [hide, cover] el rostro
El miedo se dibujaba [showed in his face] denunciando [indicating, reveal] la culpa que parecia acecharle [stalk, threaten]
Tratando de localizar de donde venían los gritos Locate, track down, place
Se movía a todo vapor [a todo vapor at full steam]
Lucha desesperada=desperate, hopeless; furiour, frenzied
Lugares insólitos=unusual
Importunado individuo [Bother, pester, be tiresome/nuisance]
“Estaba en la boca de un burro”. Se dice de una ropa estrujada que se ha usado sin planchar.
“Espejuelos Fondo de botella”. Eran espejuelos caracterizados por el gran espesor de los vidrios colocados en la montura.



.196. JUAN B. GUERRERO A.
Los gritos de acusación salían del medio de una turba de
jóvenes, y no tan jóvenes, anti trujillistas que le seguía de cerca, a
pie y a toda prisa, tratando de alcanzarlo. Las intenciones eran
obvias. Recuerda Pedro cómo vio volar por los aires una pesada
cadena que salía del medio de la turba surcando los aires de las
calles Padre Billini esquina Palo Hincado y aterrizando en la misma
cabeza del fugitivo, que ellos habían identificado como miembro
de la policía secreta de la dictadura. Inmediatamente la
cadena, que aterrizó en su cabeza, le hizo perder el equilibrio y
cayó estrepitosamente al candente asfalto. Eso permitió a la turba
desenfrenada alcanzarlo y como un hormiguero de gente,
armados con pedazos de madera, con piedras y con cadenas se
lanzaron contra el ciclista quien recibió golpes mortales que le
impidieron levantarse del medio de la calle a donde había ido
a parar. A pesar de no poder moverse, la gente seguía golpeándolo.
De repente, un chofer y otra persona que llevaba una
bata verde llegaron en una ambulancia y arrebatándole el susodicho
individuo a la multitud se lo llevaron rápidamente al
hospital más cercano, Padre Billini, para impedir que la turba
lo acabara de rematar. La cacería continuó en otras partes de
la zona colonial y alrededor de los barrios capitalinos donde se
sospechara que vivían informantes de la cruel dictadura que
agonizaba en medio de la muerte de su líder. Los aires de cambio
socio-políticos circulaban en toda la nación y un gobierno
democrático presidido por Juan Bosch y el Partido Revolucionario
Dominicano tomó las riendas del poder en el mil novecientos
sesenta y tres.
Quizás, motivado por las experiencias políticas de que había
sido testigo en La Romana en relación a la familia de su tía
Rosario y el haber presenciado los profundos cambios políticos
de su país, Republica Dominicana, Pedro decidió, años más


Una turba=mob, crowd, throng
Desenfrenado=uncontrolled, frenzied
Hormiguero=ant hill, swarming with
Bata= [de médico] white coat
Rematar=(matar) to finish off
Una cadena [chain] surcando [cut/slice through] los aires
Cayo estrepitosamente [noisily, spectacularly] al candente [red-hot] asfalto
Arrebatar [carry away, wrench from] el individuo

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .197.
tarde, enrolarse en las filas del PRD. Ingresó como Secretario de
Actas y Correspondencias de un subcomité ubicado en la ciudad
capital. La sabiduría que le adornaba hacía que muchos de
sus compañeros le expresaran: “El profesor Juan Bosh tiene que
oírte hablar”…



.198. JUAN B. GUERRERO A.
MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .199.
Capítulo 22
Con mucho sacrificio la
madre de Pedrito lo había inscrito, finalmente, en uno de los
mejores colegios de la capital. Recuerda claramente ese día por
la mañana en que salió con doña Altagracia a visitar los colegios,
en uno de los cuales, quería que Pedrito estudiara. No se le olvidaba
que ese día visitaron dos de los más prestigiosos. Ambos de
corte religioso. El primero no le gustó a Pedrito porque veía
muchos de los estudiantes peleando entre sí. Le expresó a su
mamá que no quería asistir a ese colegio porque pensaba que los
estudiantes eran muy violentos. Abandonaron los edificios del
mismo, y se dirigieron a otro colegio. Ese tenía un área enorme
para practicar deportes. Y mientras su mamá se mantenía hablando
en la Dirección del mismo sobre los requisitos de admisión
y costo de matrícula, Pedrito se dedicó a caminar en el gran
patio que tenía. Se puso a observar cada espacio del lugar. Pudo
ver que toda el área que rodeaba el colegio estaba sembrada de

Colegios de corte [orientation] religioso

.200. JUAN B. GUERRERO A.
hermosos árboles de Flamboyán. Y que por el tamaño de los
mismos se podría apreciar que la mayoría no tenía tantos años
de haber sido plantados. Hubo uno en especial, cuya sombra
llegó a ser el lugar preferido de descanso de Pedrito. Especialmente
en las horas de recreo, cuando casi nunca tenía
dinero para comprar merienda, y se iba a descansar debajo
de la sombra del mismo. Debajo de ese árbol había una enorme
roca con un área en su parte más alta en forma de asiento
que parecía haber sido creado por la misma naturaleza. Allí
pasaba el tiempo libre recordando sus experiencias del pasado
en el pueblo de La Romana al lado de su querida tía doña
Rosario.
En ese colegio pudo cursar el primer grado de la intermedia
sin muchas complicaciones, aunque con algunas dificultades
en el cumplimiento de los pagos mensuales. Durante esas
veces críticas, Pedrito salía al patio y caminaba con la cabeza
clavada en el terreno tratando de encontrar algunas monedas
escondidas entre la arena que le permitiera comprar algo
de comer hasta que llegara a su casa en la tarde. De todas
maneras, y en base a grandes sacrificios de su mamá, y Pedrito
mismo, en ese colegio, que hoy recuerda con cariño, completó
el grado siguiente de la intermedia. Muchas experiencias
pasaron por su vida en ese centro académico, donde se
codeaba con los hijos de las familias más pudientes de la capital.
Muchos de ellos han llegado a ocupar posiciones de prestigio
en el Congreso nacional. Y otros han sobresalido como
exitosos empresarios, y dirigentes políticos. Por otro lado, Pedrito
recordaba de algunos, que sin ninguna capacidad académica,
pasaban de grados por medio de los caros regalos
que daban a los profesores durante los cumpleaños o durante
las celebraciones de fiestas especiales como el día del maestro.

Caminaba [walk] con la cabeza clavada [fix, rivet] en el terreno [ground]

Donde se codeaba [rub shoulders with] con estudiantes pudientes [wealthy, well-off]

otros han sobresalido [stand out, excel] como exitosos empresarios



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .201.
Durante el año que cursaba el octavo grado se desató uno
de los hechos históricos más importante de la historia de la nación,
después de la caída de la dictadura trujillista, “La Revolución
de Abril del 1965.” Ese hecho histórico tocó la vida de todo
el país y de todo ciudadano dominicano. El colegio donde estudiaba
Pedrito tuvo que cerrar, igual que muchos establecimientos
educativos, por el peligro que representaba en ese momento la
situación armamentista y política que rodeaba la nación.
Varios acontecimientos que se dieron durante ese periodo
de convulsión social, se quedaron grabados en su mente. Uno
de esos fue el asalto militar a la fortaleza Ozama: edificación
del período de la Colonia que había sido habilitado para albergar
a una unidad policial de la ciudad capital. La misma
estaba ubicada al este de la Zona Colonial, al lado oeste del río
Ozama, en frente del puerto. Desde allí operaba una de las
unidades de represión de la policía más odiadas por el pueblo,
los llamados “Cacos Blancos”.
Durante ese tiempo una de las hermanas de Pedrito vivía a
una cuadra de la fortaleza y recuerda la gran cantidad de jóvenes
que luchaban por la vuelta a constitución, llamados constitucionalistas,
que participaron en ese asalto. Toda la noche se
oían el sonar de las ametralladoras. En el día de la operación de
asalto, después de haber forzado a muchos de los policías a rendirse,
pues habían hecho un cerco que impedía la entrada de
alimentos y otros materiales a la fortaleza, los sacaron a todos a la
calle y a la mayoría los mandaron a su casa. Muchos de ellos, sin
embargo, prefirieron pelear y murieron en la contienda; otros
trataron de escapar y decidieron salir nadando hacia el otro lado
del río y fueron devorados por los tiburones.
En esa área de la zona colonial, debido al peligro de las
ametralladoras, había que caminar casi arrastrándose para

Situacion armamentista=arms, militaristic

Ametralladora=Machine gun

Un cerco [fence] que impedia [prevent, hinder, stop] la entrada

Edificacion [building] habilitado [fitted out, equipped] para albergar [accommodate] a una unidad policial [police unit]

Caminar casi arrastrandose=Drag, pull

.202. JUAN B. GUERRERO A.
poder ir de un lugar a otro. Eso, de acuerdo a personas del lugar,
pasaba debido a que del otro lado del río Ozama había
militares del bando opuesto, especialmente de los llamados del
Centro de Enseñanza de las Fuerzas Armadas (CEFA), que disparaban
a los habitantes de la zona colonial. Se había hecho sumamente
peligroso caminar por esas calles cerca del río o del
puerto.
Por otro lado, algunos familiares de Pedro se habían envuelto
en el conflicto armado de manera que siendo un joven
muchacho visitaba de vez en cuando algunos de los “Comandos”
dirigidos por algún relacionado familiarmente. Especialmente
esos que venían de la región este del país en donde
había nacido la mayoría de sus familiares. Eso le dio a Pedrito
la oportunidad de “engancharse” de vez en cuando un revólver
en la cintura o/y coger un fusil de asalto, “FAL”, en sus
manos. Nunca disparó un arma, pero se hacía común visitar
cada día la zona constitucionalista y ser testigo de momentos
de tensión entre soldados del ejército Norteamericano que
habían invadido la nación, como consecuencia de la revolución
civil, y los jóvenes soldados dominicanos que defendían
el retorno a la constitucionalidad.
Recuerda el día que estando en el comando, se recibió una
orden del comandante pidiendo a varios soldados del mismo
que fueran a recoger “la culata” de una ametralladora Cristóbal
que la tenía alguien en un comando ubicado alrededor del parque
Eugenio María de Hostos.
Para cumplir con la misión, Pedrito se montó en la parte trasera
de la camioneta International, con otros de sus compañeros.
Tenía un FAL en sus manos. Recuerda que vio escuadrones de
jóvenes entrenándose en el parque, pues allí quedaba, frente al
Malecón, un centro de entrenamiento constitucionalista, y que

El comando=military command (HQ)

Entrenandose=train

La oportunidad de engancharse [hook, harnass] un revolver en la cintura

Recoger la culata [butt] de una ametralladora

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .203.
servía de apoyo a la revolución constitucionalista. Jóvenes soldados
de la revolución se inspiraban cantando el himno de la revolución
mientras marchaban,
“A luchar, a luchar, a luchar…A luchar soldados valientes
que empezó la revolución, a imponer los nobles principios que reclama
la constitución…desgarró la noche serena, la sirena de la
libertad cual clarín que llama a la guerra defendiendo la patria
inmortal…”
Ese mismo día, yendo a recoger la culata en el comando
ubicado en el parque en los alrededores del Palacio de Justicia,
Pedrito vio a un profesor del colegio donde cursaba el último
año de la intermedia. Lo saludó efusivamente sin pensar lo que
eso significaría en su futuro educativo.
El problema se dio cuando después de terminarse el conflicto
armado, Pedrito, como todos los estudiantes de los diferentes
centros educativos de la capital, decidió volver al colegio
para tratar de continuar y acabar sus estudios intermedios.
Pero, cual no fue su sorpresa cuando al tratar de volver al colegio
lo llamaron a la dirección, a donde había ido acompañado
de su mamá, para decirles, que él no podía seguir en el colegio
porque él, Pedro, era “comunista.” Como prueba de la negativa,
le dijeron a doña Altagracia que “el profesor…” lo había
visto en la parte trasera de una camioneta que transitaba por la
zona Colonial armado con una ametralladora. A todo esto, Doña
Altagracia respondió diciendo,
—No creo que mi hijo sea comunista, así como no era comunista
la revolución de abril. Pero ustedes tienen todo el derecho
a negarle que vuelva a estudiar en este colegio.
De inmediato se levantaron y salieron del edificio. Acostumbrada
a no prestarle atención a los obstáculos que enfrentaba
en la vida, abrazó a su hijo Pedrito y después de hablar con él

Desgarró [tear, rip, break] la noche serena

Cual clarín [bugle] que llama a la guerra

.204. JUAN B. GUERRERO A.
le mostró cuan indignada se sentía por la situación misma y confortó
a Pedro expresándole amorosamente:
—Pedrito, no te preocupes hijo. Vamos a buscar otro colegio
a donde puedas continuar tus estudios.
Claro, para poder continuar en el mismo curso en otro lugar,
tenía que traer constancia de que había estado estudiando en
otro centro educativo. A esto, doña Altagracia se dirigió de nuevo
al colegio para buscar tal constancia. Dada su situación económica
le negaron la petición hasta que saldara los pagos atrasados que
tenía. Claro, debido al conflicto armado, ¿quién iba a pagar colegio?
De todas maneras la doña resolvió el problema y Pedrito terminó
el nivel intermedio con mucho éxito en otro centro educativo.
Debido a la situación económica, Pedrito no pudo continuar
sus estudios en escuelas privadas, así que a partir de ese
momento, decidieron inscribirlo en escuelas públicas, de manera
que no fue difícil para él completar sus estudios secundarios
por la buena calidad de la educación que había recibido en los
colegios donde había asistido anteriormente.
A don Pedro, todavía sentado en la cama del hospital de los
Estados Unidos, se le hacía imposible borrar de su memoria cuando
después de terminar la escuela secundaria estaba listo para
ingresar en la universidad. Parte de la política administrativa era
que los estudiantes pagaban de acuerdo al ingreso de su papá,
por tanto Pedrito necesitaba una constancia de ingreso financiero
de don Gregorio. Como consecuencia, le expuso el problema
a su mamá y doña Altagracia le recomendó que fuera al pueblo
donde trabajaba su papá y le pidiera el documento que probara
y sirviera de constancia de sus ingresos.
Pedrito se montó en una “guagua” que tardó casi cinco horas
para llegar al pueblo donde trabajaba su progenitor. Llegó al

Constancia=proof, evidence, documentation

Saldra los pagos atrasados=settled up the back bills

Como consecuencia, le expuso [explain] el problema a su mamá



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .205.
lugar con una funda de ropa como maleta y preguntando en el
pueblo lo llevaron a donde trabajaba don Gregorio, quien, al
ver al niño se asombró y exclamó:
—¡Muchacho! ¿Qué haces por aquí, tan lejos de la capital?
El joven le expuso a don Gregorio la situación creada por
su deseo de ingresar a la universidad. La reacción fue reveladora
del abandono paternal cuando el padre le preguntó,
—¿Y tú estudias?...
—No sabía, —expresó con aire de asombro don Gregorio—
que hubieras terminado la secundaria y mucho menos que
quisieras entrar a la universidad. ¡Nadie nunca me dijo que estabas
estudiando!
—¡Pues sí, estoy estudiando! —Respondió Pedrito con cierto
aire de frustración, y añadió—: Terminé la secundaria y quiero
entrar a la universidad a estudiar Ingeniería Industrial.
—¡Increíble! Mi hijo quiere ser ingeniero… Y va a ser ingeniero.
—Y exclamando dejó salir de su boca una expresión
que resultaba un poco chocante y extraña para el hijo:
—¡Qué orgulloso me siento!
Don Gregorio empezó a decirles a todos sus amigos el progreso
de su hijo Pedrito, quien iba a estudiar ingeniería en una
universidad privada. Claro, lo que no sabía don Gregorio era
que en el corazón de Pedro se anidaba el dolor de haberse criado
sin un modelo paternal que le enseñara cómo actúan los varones
ante las situaciones difíciles de la vida.
La reacción de Pedrito fue de sorpresa al oír la expresión
“mi hijo.” Había tenido que esperar casi diecinueve años para
poder oír por primera vez la palabra “hijo” salir de la boca del
hombre que le habían dicho que era su padre. Nunca, bajo ninguna
circunstancia su padre se dirigió a él como mi hijo, ni siquiera
para expresar una palabra de reprensión o de consejo

Le expuso [explain] a don Gregorio la situacion

Se anidaba el dolor de …[find a place in]

con una funda de ropa como maleta=clothes bag



.206. JUAN B. GUERRERO A.
que mostrara la preocupación o el interés del padre hacia la conducta,
correcta o incorrecta, de su joven hijo.
Esa actitud del padre fue la misma hacia el hermano menor
Fernando, quien tampoco pudo oír de la boca de su papá,
don Gregorio una palabra de reafirmación o de corrección en
sus años de adolescente. Al igual que Pedrito, Fernando tuvo
que crecer bajo la sombra de una madre amorosa, que mostraba
en las arrugas que cubrían su rostro el abandono emocional a
que la tenía acostumbrada el padre. Los años habían pasado y
don Gregorio vivía como si nada equivocado hubiera acontecido
en su vida o en la vida de su familia. Todos comenzaron a
notar cómo don Gregorio empezó a visitar más frecuentemente
a su mujer después que Pedro ingresó a la universidad. Por primera
vez tomaba el tiempo para enviar notas de aliento al hijo,
al cual nunca pudo dedicarle tiempo en los años tempranos,
que son los más importantes para la formación social y emocional
de los hijos.



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .207.
Capítulo 23
Cuenta el ya joven universitario
Pedro que un día durante uno de los períodos de las
fiestas de Navidad que lo había traído al lado de la familia, época
del año cuando también don Gregorio acostumbraba a visitar
la misma, ese día Pedro llegó a la casa al salir de la universidad y
encontró a Fernando incómodo por algo que había sucedido durante
la noche anterior. De acuerdo a Fernando, él había estado
tomando algunos tragos, celebrando la Navidad, con varios amigos,
y cuando regresó a la casa esa noche tarde, don Gregorio, con
aire de autoridad ganada, lo detuvo y le dijo con aire inquisitivo:
—¡Estas no son horas de llegar a una casa decente y mucho
menos, borracho!
La reacción de Fernando no se hizo esperar. Se sintió herido
y reaccionó de manera muy irrespetuosa:
—”Mire papá” —Le contestó Fernando— es muy tarde
para usted venir a poner reglas en esta casa. Usted nunca ha



.208. JUAN B. GUERRERO A.
vivido con nosotros y además no se le olvide que usted fue toda
su vida un mujeriego y bebedor. Usted malgastó en parrandas
el dinero de nuestra familia emborrachándose con mujeres prostitutas.
Incluso, —siguió diciéndole al padre— usted no respetó
a mi mamá, ni a nuestra familia, por lo tanto usted no representa
ningún buen ejemplo, ni ninguna autoridad que podamos
seguir en esta familia; y si no lo cree, pregúnteselo a mi mamá.
—¡Así que por favor!… no trate de darme órdenes ahora,
porque ya yo soy un hombre. —Y de esa manera Fernando,
dándole la espalda a su progenitor se fue a la habitación y se
acostó sin agregar una palabra más…
Narrando el incidente que la noche anterior había vivido
Fernando con don Gregorio, Pedro dijo que anduvo buscando
a su “papá” por toda la casa y lo encontró medio turbado y sollozando
en una esquina del patio. El hombre estaba debajo de un
gran árbol de Flamboyán cuyas ramas, todavía preñadas de flores
que habían quedado del verano, casi llegaban al piso del
patio, el cual estaba cubierto con losetas de barro y ladrillos.
Esas flores aparentaban tocarle el corazón con misericordia y
abrirle los pensamientos con sus flores de color rojo anaranjado
que colgaban de las ramas y que parecían tocar, como señal de
alerta, los hombros del hombre. Al encontrarlo y ver el rostro
humedecido por las lágrimas, Pedro se apresuró y con palabras
tiernas le preguntó:
—¿Qué le sucede papá? ¿Por qué llora? ¿Le duele algo?
Y don Gregorio, haciendo un esfuerzo para vencer el peso
de las emociones que le doblaba el alma, con la cabeza todavía
inclinada y sin ser capaz de mirar a Pedro a los ojos, le respondió
diciendo con palabras entrecortadas y débiles precedidas de un
profundo suspiro:

Lo encontró medio turbado [disturbed, bewildered] y sollozando [sob]
Pedro anduvo buscando a su papa=went looking for
Cubierto con losetas de barro y ladrillos
Loseta=[de cerámica] floor tile Barro
Ladrillo=(Construcción) brick; (azulejo) tile
Usted malgastó [squander, waste] en parrandas
Aparentaban [pretend, feign] tocarle el corazon
Ramas prenadas [filled with, brimming with] de flores
Emociones que le doblaba el alma=tear apart, doubled him up

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .209.
—¡No, no pasa nada, “hijo”! —Pero reflexionando de nuevo
re-fraseó su respuesta y agregó:
—Hijo, —de manera pensativa, guardó silencio por un momento
y agregó:
—”Me parece que…estoy pagando los pecados de mi juventud”…
Y de esa manera, como movido por un espíritu de resignación
rodeado de desesperanza, encendió un cigarrillo, quizás tratando
de quemar su pasado con un simple cerillo, se lo llevó a la
boca entre el lado derecho de los labios y se puso a caminar
cabizbajo como un penitente buscando un poco de comprensión
y mendigándole a la vida el perdón por los aparentes errores
que había cometido hasta ese día. Sin haber sido su costumbre,
parecía que se había dado cuenta por primera vez en tantos
años, que la vida que había llevado le había castrado la autoridad
de padre en la vida de su familia y en la de los hijos que
había traído al mundo junto a doña Altagracia.
Los pensamientos de don Gregorio se habían tornado en
un pasado preñado de las escenas del pasado que había vivido y
que hacían que el hombre nerviosamente prendiera un cigarrillo
detrás del otro sin apartar los ojos del pensamiento del escenario
de su vida. Por alguna razón, tal vez por remordimiento,
no podía parar de fumar. Era como si los ojos, los labios y los
dedos de la mano derecha, índice y mayor, hubieran entrado
en un círculo vicioso destructivo... ¡Un cigarrillo tras otro! Espiraba
hacia las ramas del hermoso árbol, testigo silente de su condición,
haciendo que las volutas de humo se perdieran entre sus
adonizadas flores. El polvillo de las cenizas que caía de cada cigarrillo
se le pegaba, como mancha de pecado que le delataba, a la
camisa Chacabana blanca que llevaba puesta. Estaba adornada
con bordados de hilo amarillo que bajaban desde los hombros

Mendigandole a la vida=beg
Dedos indice y mayor=First and second fingers
Camisa Chacabana=guayabera
Con palabras entrecortadas y debiles
con la voz entrecortada in a faltering voice; voice choked with emotion
Cigarrillo=cigarette cerillo=match Volutas [spiral, column] de humo
Adonizadas flores=Adonizar=adorn or beautify oneself
Como mancha de pecado que le delataba=betray, give away, denounce
Bordado de hilo [thread]
como movido por un espíritu de resignación rodeado [surround] de desesperanza Resignacion=resign oneself to
Desesperanza=hopelessness, lack of hope, despair
Castrar su autoridad: neuter, sap, weaken, impair

Escenario de su vida=stage, platform, setting, scene
Espiraba hacia las ramas del hermoso árbol=breathe out; exhale



.210. JUAN B. GUERRERO A.
luciendo cuatro bolsillos al frente. El pelo, manchado por el gris
de los años, lo tenía desgreñado de tanto halárselo con las manos
como queriendo sacar, con cada hebra, los pensamientos del
pasado que le acusaban y doblegaban hasta tocar el lodo que se
colaba por entre los ladrillos del patio. Los ojos, con miradas que
reflejaban incongruentes preguntas, se le brotaban de tanto abrirlos
para tratar de entender el por qué de la conducta mostrada
hacia la familia a través de los años. En su conciencia señalada,
recordaba que precisamente en esa fecha de Navidad, que había
venido a celebrar, era el tiempo en que debería estar con su
familia. Sin embargo, a la misma vez se preguntaba, ¿Cuál familia…?
Se repetía un millón de veces durante el peregrinar
silente que hacía por el patio donde vivía doña Altagracia, y
debajo del hermoso Flamboyán que le cubría y que parecía
haber guardado flores del verano para esa ocasión del invierno…
¿Cuál familia? ¿Cuál familia?...Estribillo que seguía resonando
en lo más hondo de su conciencia.
Por un lado, pensaba, viendo la actitud de Fernando, que
la familia de la capital ya la había perdido, por lo tanto no estaba
en medio de los hijos que mostrarían el respeto que se debe mantener
ante el progenitor. De ellos, eso lo había perdido. Por otro
lado, las familias que había dejado atrás, una en particular, en el
pueblo donde trabajaba y de donde había venido a celebrar La
Navidad, en ese día tan especial, tampoco se consideraba ser su
verdadera familia.
Las preguntas seguían repitiéndose en su mente: ¿Dónde
están los hijos obedientes y respetuosos? ¿Dónde está la esposa
amorosa que le mostrara la felicidad de tenerlo con ellos en esos
días tan especiales? Sin saber cómo ó por qué, llegó a la conclusión
de que era un progenitor con descendientes, pero sin familia.
Era un hombre con mujeres, pero sin esposa. Esto, muy a

Incongruente pregunta=Incongruous, inconsistent, crazy, illogical (absurdo)

El peregrinar [to and fro, trail] silente [silent, noiseless]

El pelo desgrenado [disheveled]

Estribillo [refrain, same old story, pet word or phrase]

Los ojos se le brotaban [well up] de tanto abrirlos



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .211.
pesar de convivir con dos familias al mismo tiempo. Además,
su ahora viva conciencia, le acusaba de haberse dedicado a
dejar hijos plantados en cada rincón del país, pero sin padres.
Se había convencido de que no había manera de poder
disfrutar de la presencia de alguien amado, de algún hijo, o
de alguna hija, de alguna esposa, porque a todos los había
tratado con indiferencia. A todos les había dicho, con sus
acciones, que no los necesitaba. ¡Se sentía el hombre más solo
del universo!
Don Gregorio por fin tocaba fondo. En sus años de existencia
nunca había pensado en los demás. Siempre fue el motivo
de sus propias acciones, y la razón de su propia existencia. El
hombre se había convertido en una nube sin agua que flotaba
encima de un desierto.
—¡Soy un fracasado! —Se repetía una y otra vez con lágrimas
que se secaban con el humo del cigarrillo, y transitaban cargadas
de ceniza desde los ojos al corazón, una y otra vez mientras
seguía encendiendo uno detrás de otro. Parecía como si con cada
lágrima se hubiera propuesto apagar el cigarrillo entre los dedos
del hombre que siempre se consideró a sí mismo un verdadero
macho. No sabía qué pensar por la vergüenza nauseabunda que
le ahogaban los buenos pensamientos que trataban de surgir,
pero que no habían aprendido a nadar en el mar de la vida de
don Gregorio. ¡Se le ahogaba la conciencia!
—¿Enmendar? —Se llegó a cuestionar.
Por su mente pasaron, con alas de águilas, pensamientos
que le llevaban a preguntarse, ¿de qué manera y después de tantos
años, podría él corregir los errores que como padre y esposo
había cometido en el pasado? –No sabía dónde ni cómo encontrar
respuesta, lo único de lo cual estaba bien seguro era de lo
difícil que sería corregir los errores del pretérito de su vida.

Convivir [live with] con las familias al mismo tiempo

Transitar=travel, walk

La verguenza nauseabunda=nauseating, sickening

Ahogar=drown, suffocate, smother

Enmendar? [amend, compensate for]

Se llegó a cuestionar he began to ask himself cuestionarse=to ask o.s.; question



.212. JUAN B. GUERRERO A.
¿Dónde empezar?… El hombre, sinceramente no lo sabía. Se
ahogaba en el mar de la vida.
Por un momento trató de sacar fuerzas de la debilidad impuesta
por las malas decisiones del pasado y con brega, ayudado
por el “chin” de conciencia que siempre le acompañaba. Empezó
por recorrer, lo que podía en la vida de cada uno de los miembros
de la familia de la capital. Empezó con la esposa, doña Altagracia.
Y en cuestiones de micros segundos revivió en su mente
aquellos momentos del pasado de los últimos cuarenta años
en los que pudo haber tratado a su verdadera mujer con respeto,
o por lo menos con la dignidad que merecen los seres humanos,
pero cómo no lo hizo.
En ese estado de iluminación moral que le rodeaba revivió
uno a uno los momentos de las visitas que le hizo varias
veces su mujer en el campo. Recordaba cuando ella insistía en
querer hablarle de algo que a él no le importaba, su familia.
¡Muy ocupado el hombre…! Ni siquiera hizo el tiempo para
reconocer el sacrificio de la mujer por sus hijos, por su familia.
Tampoco tuvo tiempo para buscar al niño que siempre encontraba
refugio apretándose a escondida de las piernas de la
madre. Ignoró al niño que siempre buscó protección en la progenitora
porque él no tuvo el coraje de dársela como hombre
maduro, pero más aún como padre… ¡Los episodios le llegaban
a montones!
Aquel día del ciclón, mil novecientos treinta, lo tenía todavía
bien pegado a la conciencia como si fuera una “sanguijuela”
que le chupaba la vida. Ese día cuando estaba consciente de que
su mujer estaba embarazada y tenía cuatro criaturas, todavía muy
pequeñas para poder valerse por ellas mismas. Esa ocasión cuando
no le importó que no hubiera nada de comer en su casa. Ese
atardecer mojado de sinsabores cuando no le importó que no

No tuvo el coraje de darselo como hombre maduro
Act like, consider oneself, Conduct himself as, Handle himself as
Mojado de sinsabores [troubles, sorrow, worries]
Con brega=struggle, fight, slog away

ayudado por el [“chin”] de conciencia
Chin.-Pequeña porción de algo.Poco de alguna cosa.

Los episodios le llegaban a montones! [lots of instances came to him]

Sanguijuela [leech] que le chupaba la vida

Valerse por ellas mismas=look after themselves or manage on their own

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .213.
hubiera un techo seguro para proteger a la que debió ser su
única familia; en esa ocasión, cuando reconoció que había actuado
como un verdadero miserable, como un canalla con patas...
Esos eventos se le habían pegado a la conciencia y se reflejaban
en el rostro...

Como un canalla [swine, rifraff] con patas [paws]