Amigo ready to dictate pages 215-231

.215. JUAN B. GUERRERO A.
Capítulo 24
Don Gregorio no pudo
aguantar la pesada carga emocional que le doblegaba y asediaba
inmisericordemente el alma. Se fue a la habitación. Se arrimó a
la cama. Y se dejó caer sobre la misma como se cae de las manos
una hoya de agua hirviendo. Y lo hizo de la misma manera en
que se encontraba, vestido, pero desnudo de la conciencia que
le cobraba con intereses los pecados de su juventud.
Mientras daba vueltas en la cama, sin proponérselo, cayó
en un profundo sueño. Un inexplicable letargo de escenas que
le abrumaban. No podía entender si se trataba de una realidad
o tal vez del cargo de conciencia que le pesaba como baúl de
hierro que cargado en los hombros parecía querer abrirse y expulsar
la inmunda carga que guardaba. Todavía en el sueño,
repentinamente, se vio de pie delante de un juez que estaba sentado
en un gran trono hecho de caoba lustrada. Frente al juez se
notaba un destartalado crucifijo sin Cristo, con una vieja Biblia

Hoya [olla??] de agua hirviendo=pot of boiling water
Sin proponerselo=unintentionally, without meaning to
Letargo [sluggishness, weight] de escenas que le abrumaban [overwhelm; weigh down;
Expulsar la inmunda carga que guardaba=Unclean, filthy, dirty, Obscene, unchaste.
Un destartalado crucifijo=dilapidated
Aguantar [bear, endure] la pesada carga [burden] emocional que le doblegaba [crush]

asediaba [pester, bother] inmisericordemente [mercilessly, pitilessly] el alma [soul]
Se arrimó a la cama=come nearer; come closer

o tal vez del [cargo] de conciencia que le pesaba como baúl de hierro que [cargado] en los hombros parecía querer abrirse y expulsar la inmunda [carga] que guardaba.
Carga=load, burden cargar=load, carry
Cargo=post, position, charge (cuidado)

Hecho de caoba lustrada=shine, polish



.216. JUAN B. GUERRERO A.
sin algunas de sus páginas que descansaba al pie del mismo. A
las espaldas de don Gregorio una quieta audiencia aguardaba
con los ojos fijos en el juez, como en espera de que por fin se
hiciera justicia. Allí el hombre podía ver a toda su familia, no
solamente la familia de doña Altagracia, sino también a las de
todas esas otras mujeres con las cuales se había acostado y había
tenido hijos, muchos de los cuales nunca había vuelto a
ver, ni nunca mostró interés en conocerlos. Pero más que eso,
vio a los hijos de los cuales nunca quiso enterarse de si comían
o se enfermaban, si se educaban, o se vestían, porque para él
era suficiente que los hubiera echado en este mundo mientras
él seguía tratando de encontrar más mujeres para hacerlas victimas
de sus deseos hinchados de lascivia y egoísmos, y que solo
buscaban satisfacer las pasiones mundanas más bajas que lo
controlaban.
Don Gregorio no sabía qué hacer con su propia conciencia
que parecía haberle traicionado al volverse en contra
de él llevándolo ante un juez que parecía impenitente… En
la Corte donde se encontraban, los testigos de su pasado
empezaron a aparecer lentamente uno a uno, como para hacerlo
reflexionar y hacer que su dolor se tornara más prolongado
y profundo:
Inesperadamente, en la quietud de la espera, se oyó un ruido
ensordecedor y don Gregorio sintió unas fuertes y frías ráfagas
de vientos que le rodeaban allí mismo, en la corte, ante el
juez, ante la cruz, ante las páginas del libro sagrado que allí se
abrían empujadas por los vientos. Empezaron a entrar los testigos.
El Huracán apareció primero, quien con todo el poder destructor
en sus manos atestiguaba en contra del hombre cuyas
acciones parecían ser todavía más destructoras que la propia
naturaleza, dado que aquel frío y odioso día se había ensañado

Una quieta [quiet, still] audiencia [audience]

Sus deseos hinchados [swell, blow up, enflate] de lascivia

Ensanado [with a tilde=enrage]

ante un juez que parecía impenitente=unrepentent

Inesperadamente, en la quietud de la espera, se oyó un ruido ensordecedor [deafening]
Inesperadamente (por sorpresa) unexpectedly; (de repente) without warning; suddenly

don Gregorio sintió unas fuertes y frías ráfagas [gusts] de vientos



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .217.
en contra de criaturas débiles a quienes supuestamente lo trascendente,
Dios, le había provisto de un refugio en la vida de un
padre y esposo. Era un testigo de las vidas que don Gregorio
había ayudado a destruir moral, emocional, espiritual y socialmente
a través de toda su vida.
Como si estuviera viendo una película, pudo ver en ese fatídico
momento los rostros de cada una de las criaturas que abandonó
ese día destructor del ciclón. Sentía como si los dedos
acusadores de cada criatura le golpeaban el óvulo de los ojos
tratando de hacerle sentir las lágrimas que por el miedo aterrador
que sentían, salieron de aquellos pulcros ojos de criaturas
indefensas, que nada le habían hecho a la vida para merecerse el
abandono paternal.
Don Gregorio se cubrió los ojos para no seguir viendo las
escenas de dolor por la que pasaron esos hijos que había traído
al mundo y a los cuales había abandonado. Hacía grandes esfuerzos
para despertarse y levantarse del sueño que lo condenaba
a experimentar su propio juicio. Quería librarse cerrando
los ojos. Se cubría los oídos, pero la voz autoritaria, como de
trueno, del juez se los hacía abrir, obligándolo a ser espectador
de su propio drama. No tuvo tiempo de sentirse aliviado, el
juicio solo empezaba… él lo presentía. Él, más que nadie conocía
su pasado.
Súbitamente, y por orden del juez, apareció el próximo testigo,
la Moral. Las pruebas eran irrefutables. Ella atestiguaba en
contra de don Gregorio por haber roto con todos los patrones
morales que deben sustentar, por medio del respecto, la convivencia
de todos los seres humanos.
—¿Cómo era posible, —se preguntaba este testigo— tener
una querida al lado de la mujer que le fue entregada para cuidar
y amar hasta que la muerte los separara?

Trascendente=Significant, important, vital
Trueno=Thunder, boom
Atestiguar=Witness, testify, give evidence of, attest, vouch for
Pudo ver en ese fatidico [fateful, ominous] momento
*El ovulo de los ojos=ovule, ovum [???]
*Pulcros ojos=exquisite; (delicado) dainty; delicate;
Los patrones morales=moral standards
No tuvo tiempo de sentirse aliviado, el juicio solo empezaba… él lo presentía.
Aliviar=ease, relieve, soothe
Presenter=have a feeling that, have a premonition, foresee, fear
por haber roto con todos los patrones morales [moral standards] que deben sustentar



.218. JUAN B. GUERRERO A.
Su testimonio daba más peso al juez para mantener que la
condena fuera más cruel para el acusado. Su Señoría, como Juez
de mucha experiencia, sentía que el peso de los testimonios, haría
muy poco para la defensa de don Gregorio.
—¡Que venga La Paternidad! —Se oyó exclamar al juez,
con una voz que parecía indicar la premura en producir el veredicto,
llamando al próximo testigo.
—¡Que pase la Paternidad! —Repitió la secretaria del juzgado—
¡Prepárese a declarar!
—¡Su Señoría! —Dirigiéndose al Juez—. Este señor, —señalando
a don Gregorio— desde antes de unirse a su esposa
había renunciado a ejercer una paternidad responsable. Tenía
mujeres en cada pueblo; y de la misma manera tenía los hijos sin
tomar en cuenta el bienestar social o emocional de los mismos.
Porque este señor, veía en las mujeres que parían a sus hijos, lo
mismo que veía en las vacas que parían becerros, ¡a las cuales les
pido perdón!, porque las veía como si fueran animales. Este señor
se dedicaba a los animales con más amor que a su familia,
siempre buscando que nada les faltara a esos animales. —Y finalmente
La Paternidad agregó:
—La responsabilidad paternal de don Gregorio fue un total
fracaso durante toda su vida. No hay forma en que se pueda
librar del castigo de conciencia que merece…Otros castigos, Su
Señoría, lo decide usted ¡Juez justo!
—¡Gracias por su testimonio…puede retirarse! —Respondió
el Juez a la Paternidad.
Y de inmediato continuó el proceso judicial llamando al
próximo testigo, La Conciencia, la cual fue llamada a presentarse
por la secretaria del juzgado
—¿Y qué tiene que decir La Conciencia respeto al juicio
que se le sigue al acusado?

La premura [haste, urgency, pressure] en producer el veredicto
Mujeres que parian [give birth to, bear] a sus hijos
Vacas que parian [calve, have, give birth to] becerros
Librar [free from] del castigo
Puede retirarse
puede usted retirarse you may leave;
el testigo puede retirarse the witness may stand down;

Conciencia, la cual fue llamada a presentarse
tengo que presentarme ante el juez I have to appear before the judge

por la secretaria del juzgado=court



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .219.
De inmediato apareció este testigo que arrastraba lentamente
sus pasos indicando el tremendo peso que representaba su
testimonio para conformar el veredicto final.
—Honorable Juez, —agregó la testigo— siempre le presenté
justas alternativas al acusado. Aunque profundamente
arraigada en su interior, siempre estuve ahí, en lo más profundo
de su mente. Sin embargo, el acusado, haciendo caso
omiso a mis recomendaciones, siempre tomaba sus propias
decisiones sin siquiera estar convencido de que lo que hacía
era lo más correcto, porque lo importante para él era caminar
de espaldas a los principios de su conciencia. —Mientras
el acusado oía atentamente, la testigo continuó testificando
expresando:
—Todas sus decisiones fueron tomadas sin pensar en los
demás, porque él se había hecho el centro de su propio destino,
la meta de su propio camino. Fueron decisiones egoístas, tomadas
con toda la información que me permitió, como su conciencia,
darle. —Pero nunca dejé de dársela. El decidió ser su propia
conciencia. Y de esa manera, Señor Juez, me sustituyó, por eso
ha fracasado toda su vida. En su fracaso ha traído vergüenza y
sufrimiento a los seres que les fueron entregados para proteger y
querer.
La audiencia, que seguía palabra por palabra, guardaba un
silencio sepulcral. Nadie respiraba al oír a los extraños testigos
que testificaban en contra de don Gregorio. Todos tenían las
miradas fijas en el honorable juez.
Después de oír a cada testigo exponente, tomó la palabra el
honorable juez, quien empezó a elaborar sus ideas diciendo:
—Los episodios en la vida del acusado, presentados por
los diferentes testigos, son pruebas palpables de que las malas
decisiones siempre traerán consecuencias adversas en la vida

Profundamente arraigado=Deep-rooted, deep-seated, established
Cada testigo exponent=Model, prime example
El testigo que arrastraba [drag, pull] lentamente sus pasos
Arraigada en su interior=take root; establish itself; take a hold; settle
Hacienda caso omiso=overlook
Nunca deje de darsela. Act like, consider oneself, Conduct/handle himself as
su testimonio para conformar [shape] el veredicto final.
Empezó a elaborar sus ideas=draw up, prepare, devise



.220. JUAN B. GUERRERO A.
de aquellos que las toman. —Y volteándose hacia el acusado, el
juez empezó a dirigirle directamente las palabras:
—Por favor, míreme a los ojos, —requirió el Juez dirigiéndose
a don Gregorio— y sepa, de una vez por todas, que la vida
enseña que lo que se siembra es precisamente lo que se cosecha.
El que siembra viento, se dice comúnmente, cosecha tempestad.
Usted olvidó que la juventud es época de siembra, o se siembra
el amor, o se siembra el odio; o se siembra la esperanza, o se
siembra la desesperanza, pero siempre se siembra.
—¿Usted ve ese libro sagrado al lado de la cruz? —Le preguntó
el Juez a don Gregorio— Usted desaprovechó una de sus
más importantes enseñanzas que dice:
“Como saeta en manos del valiente, así son los hijos habidos
en la juventud”.
—Usted ignoró, —continuó hablando el Juez—, el beneficio
emocional que representan las relaciones familiares. En sus
años de joven usted se olvidó que los años finales de la vida es el
período más importante para disfrutar de una buena cosecha…
—Claro, el acusado don Gregorio no solo actuó de manera
irresponsablemente cuando era joven, —añadió el juez—,
en realidad toda su vida la vivió pensando que los hijos se traen
al mundo para probar que se es un macho. Pensaba que lo que
pasara con ellos, bueno o malo, era problema de las madres de
esos hijos, a las cuales nunca mostraba consideración. Los hijos
de don Gregorio eran los hijos del destino, a ese se los entregaba.
—Continuó arguyendo el Juez:
—La actitud de este padre hoy presente en este honorable
juzgado, nunca cambió. Los años de irresponsabilidad paternal
le han aniquilado la posibilidad de ejercer el papel de padre y
esposo que por más de cuarenta años había rechazado. Cuando
trató de asumirlo en varias oportunidades, descubrió que le

Desaprovechar=waste, underuse, fail to exploit

Le han aniquilado la posibilidad=destroy, crush, fritter away

Desesperanza=hopelessness, lack of hope, despair

Continuó arguyendo [contend, show] el juez

Presente en este honorable juzgado=court



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .221.
faltaba voluntad y calidad moral para hacerlo. Sus acciones irresponsables
y egoístas le habían desarmado, aunque buscó desesperadamente
algo a qué aferrarse. Su papel de padre y esposo lo
destruyó con sus propias manos y terminó tratando de rehacerlo
al final de su vida empezando otras familias donde supuestamente
trataría de no cometer los mismos errores, con esos hijos,
iguales a los que había cometido con los hijos nacidos en el seno
de la familia de su legítima esposa.
—Señor acusado, ¿nos podría contestar lo siguiente? —Preguntó
el juez…
—¿De qué manera pueden relacionarse los hermanos y
hermanas de padres, que como usted dejan hijos en cada pueblo?
La paternidad irresponsable les quita a los hijos el derecho
emocional y social de vivir en familia. Los hijos que crecen sin
la presencia de un padre, en su gran mayoría, se crían con
muchos problemas de sentido de culpa asumiendo que son ellos
los culpables de que la mamá no haya tenido un esposo presente
en la vida de la familia, cuando en realidad los verdaderos
culpables son los hombres, esposos irresponsables. ¡Pobres
madres! ¡Pobres hijos!... que por culpa del destino o por designio
divino se criaron sin poder oír nunca la palabra “hijo…hija”
salir de los labios de sus progenitores; hijos que fueron privados
del derecho que tienen a la presencia del hombre que los
trajo a la vida.
Don Gregorio se había quedado mudo. No supo qué contestar
y siguió con la cabeza inclinada, reflejando en su rostro
que se había agotado el vocabulario que pudiera ser usado en
su defensa.
La audiencia escuchaba atentamente moviendo la cabeza
en señal de no poder creer lo que habían oído de parte de los
testigos, ni de lo que estaban oyendo de parte del juez. No




.222. JUAN B. GUERRERO A.
podían entender que un ser humano pudiera actuar de la manera
descrita por los testigos allí presentes. La vergüenza que
invadía al acusado le impedía levantar la cabeza…le pesaba demasiado.
Pero de una cosa parecía estar seguro, no merecía el
perdón…



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .223.
Capítulo 25
Todavía en medio del
profundo sueño don Gregorio percibió un ruido que le hizo
despertar dando un salto en la cama que casi le hizo caer al suelo.
Al notar que todavía las agujas del reloj no señalaban las cinco
de la mañana, decidió quedarse en cama un poco más de
tiempo y darle rienda suelta a sus pensamientos para tratar de
recordar el sueño que había tenido y su significado, pero no
pudo. Y aunque no pudo, sí percibía un acre olor a condena
que se debatía entre la vida y la muerte. Algo le decía que el
castigo empezaba a morir y de esa manera le invadía una desesperación
por empezar de nuevo. Era algo así como si la vida le
estuviera dando una segunda oportunidad para enmendar los
errores que había cometido como padre y esposo. Finalmente
decidió levantarse de la cama y enfrentar la vida con una nueva
perspectiva. ¡Ese día había descubierto que nunca era tarde para
empezar de nuevo!

Un acre olor a condena=pungent, acrid

Darle rienda suelta a sus pensamientos=Give free rein to; let your imagination soar

le invadía una desesperación [despair] por empezar de nuevo

Enmendar [amend, redress, make good] los errores que había cometido



.224. JUAN B. GUERRERO A.
El día de Los Santos Reyes se acercaba. Empezó a recordar
las criaturas que había procreado con la otra mujer que tenía,
y por primera vez en su vida salió de la casa y se dirigió a una
juguetería. Allí compró regalos para cada uno de sus “otros hijos”,
los de la capital ya eran grandes, pero con aquellos tal vez
podría empezar a ser un verdadero padre. ¿Y que de la otra
mujer? pensó…en seguida se dirigió a una farmacia y vio cajas
de jabón; levantó uno de los jabones, envuelto en un papel rojo
como imitación de encajes, y acercándoselo a la nariz lo olió detenidamente,
y así moviendo la cabeza en señal de aprobación,
por primera vez en su vida, le compró un regalo, una caja de
jabón Maja, a la madre de los hijos de su otra familia; era algo
para mostrar que apreciaba el cuidado que ella tenía hacia él y
hacia sus hijos…murmuró en silencio.
Don Gregorio abandonó las tiendas llevando en sus manos
las fundas llenas de regalos. Llegó a la casa un poco tarde, y con
aire de vergüenza se dirigió a la habitación. Allí, con un espíritu
juvenil que se le reflejaba en el rostro, empezó a nombrar cada
uno de los regalos…Uno por uno llevaba grabado el nombre
seguido de la expresión: !De parte de tu papá!
La mañana siguiente don Gregorio se despertó temprano.
Se levantó rápidamente. Se duchó y se cambió la ropa. Fue a la
cocina y después de colar café se dirigió al patio. Y con la taza de
café en la mano fue y se sentó debajo del imponente árbol de
Flamboyán. Por primera vez pudo contemplar la hermosura de
los colores que cubrían cada flor del majestuoso árbol. Por alguna
extraña razón, quizás misteriosa, esa mañana hacía coparticipe al
árbol, elevando la taza de café al aire, de la realidad de los profundos
cambios que debajo del mismo habían empezado a tomar forma
en su vida como padre. Era como si por primera vez descubriera
el verdadero sentido de la paternidad, de ser padre.

Encaje=lace

Lo olió [smelled] detenidamente



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .225.
Las horas lo habían secuestrado a una actitud contemplativa.
Y a la sombra del árbol se arrellanó en una mecedora pesada hecha
de Caoba centenaria, donde “echando una pavita” lo despertó
el sonido de un carro que se aproximaba. Pedro oyó en la afuera
de la casa, entrando en la marquesina, un vehículo que se acercaba
tratando de encontrar a alguien, que Pedro entendía que no
podía ser a otro que a su padre. Eso lo confirmó al darse cuenta que
era un carro público de pasajeros del pueblo donde trabajaba su
papá, observó atentamente por la ventana y echó un grito de alerta,
—Papá, te vinieron a buscar, —expresó Pedro sin añadir
nada más, porque estaba convencido de que don Gregorio había
aprendido a aplicar la lección más importante de su vida,
¡que nunca es tarde para volver a empezar!
Don Gregorio se dirigió rápidamente a Pedro y a otros
miembros de la familia. Los abrazó y con voz entrecortada, pero
reposada se despidió de cada uno de ellos. En su mirada expresaba
cierto alivio y un profundo sentido de arrepentimiento
ante todo lo que había sido su vida durante los años anteriores;
especialmente los años de juventud. En cada abrazo parecía pedir
una nueva oportunidad, una segunda oportunidad, que parecía
que todos los miembros de su familia de la capital le otorgaban
a cambio de nada.
Le esperaba el carro y trató de hacer la despedida lo más
corta posible; sería hasta el próximo año. Y así, don Gregorio,
con rostro cambiado y mostrando prisa, salió con sus maletas en
las manos y varias fundas llenas de regalos para la otra familia,
aquella que probablemente le estaba dando la oportunidad de
empezar a ser un verdadero padre,
—¡Buenos días, mi hermano! —Expresó, con la voz de un
hombre que parecía empezar a vivir el primer día de su vida,
dirigiéndose al chofer.

Las horas lo habian secuestrado [kidnap, seize] a una actitud contemplative

Se arrellano [settle back, lie back] en una mecedora

Echando una pavita=take a nap

Entrando en la marquesina=canopy (cubierta); bus shelter (parada de autobús)

Con voz entrecortada pero reposada [rest, relax]
=intermittent, faltering, short of breath

.226. JUAN B. GUERRERO A.
Le extendió las manos tratando de entregarle las maletas y
los bultos,
—Por favor, —dijo con cara de orgullo paternal— trátame
estos bultos bien…son los reyes de mis hijos…



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .227.
Capítulo 26
Después de varios años,
Pedro se había graduado de la universidad; se había graduado
con honores académicos y le comunicó a la familia que le habían
ofrecido una beca para hacer estudios en Norteamérica.
Como siempre, fueron planes compartidos entre Pedro y su
mamá, doña Altagracia. Al fin y al cabo, con su mamá había
compartido los momentos más importantes de su vida, con sus
altas y sus bajas, no solamente los académicos, sino también los
sociales y los económicos. En ese país del norte pudo terminar
estudios doctorales en tiempo record de cuatro años. Como siempre,
su mamá le esperaba con los brazos abiertos; le dio a entender
que el hogar siempre estaría abierto y disponible hasta que
él quisiera. De su padre, don Gregorio, había recibido una
carta donde le expresaba lo orgulloso que se sentía de tenerlo
como hijo. Y deseándole todo el éxito que los buenos padres
esperan ver realizados en la vida de sus hijos.

Al fin y al cabo=After all, in the end, in the final analysis

Dar a entender= to imply (that)…they gave us to understand o led us to believe



.228. JUAN B. GUERRERO A.
No pasó mucho tiempo de su regreso al país, y Pedro tuvo
que experimentar la dolorosa muerte de su amada y abnegada
madre, quien le había enseñado que las cosas más importantes
de la vida se consiguen con un precio bien alto preñado de paciencia.
Las enseñanzas de su madre las atesoraba en lo más profundo
de su corazón y se comprometió a pasarlas a sus hijos y
nietos. Pedro decidió vivir para honrar lo que ella entendía era
la relación matrimonial, un pacto eterno delante del Creador.
El deseo de estar cerca del lugar donde reposaba su madre
y el interés que tenía de servir a su país y darle a la patria los
mejores años de su vida, en agradecimiento a todas las oportunidades
que la patria le había ofrecido, decidió quedarse en su
país mientras tuviera trabajo que le permitiera ayudar a su familia.
Así fue como empezó su carrera como profesional de la
ingeniería industrial.
Luego de pasados varios años, conoció a la mujer que hoy
es su esposa. Juntos han sabido procrear hijos a los cuales les han
dedicado todo el tiempo necesario para hacer de ellos hombres
y mujeres de bien social. Hombres y mujeres agradecidos de la
vida y del Creador.
Como muchas parejas, llegó el tiempo de planear la compra
de un lugar para vivir permanentemente, una casa. Pensaron
sobre el asunto e hicieron planes para salir a visitar algunas
casas que estaban promoviendo por medio de los periódicos.
Ese día determinado, Pedro y su esposa salieron temprano
y visitaron varias de las casas que estaban promoviendo para ver
si podían encontrar un lugar que se adaptara al tamaño de la
familia que seguía creciendo. Su esposa estaba de nuevo embaraza.
Después de ver varias propiedades vacías que estaban en
venta, el plan era buscar en las casas que visitaban, algunas cosas
que ellos consideraban importante que tuvieran, por ejemplo,

Se consiguen con un precio bien alto prenado [filled with] de paciencia

Las ensenanzas de su madre las atesoraba [treasure] en lo mas profundo de su Corazon

Su abnegada madre= unselfish, devoted, dedicated, self-denying; self-sacrificing

Casas que estaban promoviendo [promote, sponsor] en los periodicos

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .229.
un buen patio, árboles, agua, por lo menos tres habitaciones y
sobre todo una cocina grande.
Después de caminar por varios proyectos habitacionales,
hubo una casa que en particular le había llamado la atención
a Pedro, aunque por el momento había decidido no
decirle nada a su esposa. Un día cuando llegaron al apartamento
donde vivían con dos de sus hijos, Pedro le comentó a
su esposa,
—Me gustó mucho la casa rosada que vimos en Gazcue
cerca del malecón. Tiene todo lo que habíamos dicho nos gustaría
que tuviera nuestra casa: tres habitaciones, un cocina grande,
un patio grande, mucha sombra, cerca de todo, a un paso
del malecón... Esa me gustaría que fuera la casa donde podamos
criar nuestra familia. ¿Amor, que crees?
—¡Ay Pedro…! Parece que estamos conectados. Esa fue la
misma casa que más llamó mi atención, la que más me gustó.
¡Tiene un patio tan grande y hermoso! Pero en realidad lo que
más me gustó fue ese hermoso árbol de Flamboyán que le da
sombra a toda la casa. Esas ramas. Esas flores tan hermosas. Parecería
como si una enorme sombrilla de colores lo cubriera desde
la copa arriba hasta el tronco abajo.
—¡Amor, esa casa me gustó muchísimo! —Reaccionó la esposa—
Por dentro, en mi corazón, le estaba pidiendo a Dios que
te gustara a ti también, Pedro.
—¡Estamos de acuerdo, amor! —Respondió Pedro con una
sonrisa en los labios, como queriendo mantener el secreto que
por muchos años le ató a un gran amigo llamado Flambo. Sin
hacer más comentarios, abrazó a su esposa fuertemente, la besó,
y acercando sus labios al oído le dijo:
—Creo que hemos encontrado la casa de nuestro sueño…
nuestro hogar…ahí quisiera que criáramos a todos nuestros

Una enorme sombrilla de colores lo cubriera=sunshade, parasol (quitasol)

caminar por varios proyectos habitacionales=housing projects



.230. JUAN B. GUERRERO A.
hijos, y verlos jugar, sin ningún peligro, a la sombra de ese hermoso
árbol de Flamboyán... ¿No crees?
—¡Claro que sí, mi vida! En el fondo de mi corazón,
—compartía la esposa— algo que no puedo explicar me dice
que esa casa tiene una magia especial, por eso nos estaba
esperando. ¡Hay algo allí que quiere que ese sea nuestro
hogar!...
El médico de cabecera de don Pedro, Dr. Miller, entró a la
habitación del hospital. Allí encontró al hombre todavía dormitando;
sentado en cuclillas, con la cabeza descansando entre las
dos rodillas.
—Don Pedro. —Exclamó el galeno tocándole los hombros
y con fuerte acento al hablar español.
—¿Cómo se siente?
—¡Me siento muy bien! —Respondió don Pedro– No me
duele absolutamente nada.
—Me parece, —dijo el Dr. Miller— que ya es hora de que
se marche a la casa. No veo razón alguna para que siga en el
hospital. Creo que todo el peligro ya pasó. Aunque solo por precaución,
le estoy poniendo una cita para darle seguimiento a la
medicación. Sin embargo, no creo que haya nada malo, aunque
el susto fuera grande. De todas maneras, su esposa y sus hijos
están en el lobby esperando hasta que le permitan entrar a buscarlo.
Así que me voy para autorizar su salida y la entrada de su
familia a llevárselo.
—Recuerde que debe tomar la medicina de la manera indicada.
Y si es necesario, no tarde en llamarme; estoy a su disposición
a cualquier hora, del día o de la noche.
—¡Gracias por todo, Doctor! Es usted muy amable.
Inmediatamente a la salida del médico entró la esposa
de don Pedro que con los hijos lo llevaron directamente a su

sentado en cuclillas=to squat, to sit cowering, to sit close to the ground

Dormitar=Doze, doze off, snooze

Medico de cabecera/galeno

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .231.
residencia en donde le esperaban amigos de su infancia, de los
años cuando vivían en la República Dominicana…donde todavía
reposan los restos, en la misma tumba, de doña Altagracia y
don Gregorio, los padres que le dieron la vida…