Amigo ready to dictate 83-105

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .83.
Capítulo 7
Eran las seis de la tarde,
la noche les había ganado la carrera y una leve oscuridad grisácea
caía sobre el pueblo como manto hecho de encaje cubriendo
la cabeza y los hombros de una viuda. Dejaron atrás la frescura
de la carretera adornada con la mayor variedad de árboles,
y entraron al pueblo llamado La Romana. Según dice la historia
el mismo fue fundado en mil ochocientos noventa y siete, cuando
una compañía cubana llegó al país para instalar un ingenio
azucarero en la parte costera del pueblo. El área se hizo más importante
durante el año de mil novecientos diecisiete cuando se
inauguró el gran ingenio azucarero. Allí se molía caña procedente
de todo el país, haciéndose del pueblo uno de los lugares más
frecuentemente visitado por familias acaudaladas del país y que
estaban relacionadas con el negocio de la producción de azúcar.
Ya dentro del pueblo el chofer empezó a doblar las esquinas
y a recorrer las calles para ir a la casa de don Victorio, el

Manto vs mantilla=shawl
Frescura=freshness, coolness

Como manto [cloak] hecho de encaje [lace]

Familias acaudaladas=wealthy, well-off, affluent

Doblar las esquinas=turn the corner, go around the corner

Recorrer las calles=to travel around, through o across, to cross

.84. JUAN B. GUERRERO A.
primer pasajero que llegaría a su destino. La fama del pueblo no
solo radicaba en ser centro importante de producción azucarera,
sino que además tenía la honra de haber sido el primero en
contar con la mejor planificación de sus calles en la isla. El crecimiento
había sido también planificado con la llegada de expertos
europeos que hacían del lugar destino preferido para implementar
ideas progresistas para el desarrollo vial.
El primer pasajero arribó a su destino y después de apearse
del carro, el chofer le entregó cortésmente su maleta. Luego de
revisar su maletín, le dio las gracias al chofer y puso el “pasaje” en
manos del mismo. De inmediato, don Victorio se despidió de
las muchachas, y con voz entrecortada por el cansancio les dijo,
—Saludos a Rodo y a doña Rosario. Tan pronto pueda iré
a visitarlos. Es más… —pausó de manera reflexiva— dígales que
voy a tratar de que nos veamos el sábado en la tarde. Estaremos
por allá a eso de las cuatro, claro, si Dios quiere.
—Sí, gracias don Vito, será un gusto para la familia. Lo
esperamos cuando lo desee. —No deje de traer a doña Mercedes
con usted, hace mucho tiempo que no nos visitan…
Don Victorio se dirigió a la casa, la cual, con su fachada de
mansión con altas columnas al estilo del oeste Norteamericano,
reflejaba el nivel social del que disfrutaba como hacendado de
la región este del país. Sin mediar más palabras, se despidieron y
el chofer siguió su camino rumbo a la casa de las muchachas.
El conductor conocía perfectamente el lugar donde estaba
ubicada la casa de las tías de Pedrito. Era en un área privilegiada
del pueblo, cuidada por la operación del ingenio azucarero construido
hacía más de cuarenta años y que luego pasó a ser propiedad
de una compañía norteamericana que finalmente la dio a
inversionistas durante los años 80s. El nombre de la empresa
azucarera era Central Romana, que luego se envolvió en el

El desarrollo vial [road, traffic]
Planificar=plan
Con voz entrecortada==intermittent, faltering, short of breath

Radicar; to lie in, be, be situated, lie

Fachada=façade, front, frontage

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .85.
negocio hotelero y turístico. Sin embargo, como empresa azucarera
probablemente era una de las únicas, sino la única de
las compañías en el negocio de la molienda de azúcar que el
Jefe, Trujillo, protegía o por lo menos la dejaba tranquila
porque representaba en el país el imperio Norteamericano,
al cual no le gustaba enfrentar, porque de parte ese imperio
económico recibía la aprobación en el manejo de los recursos
de país, que en la realidad eran controlados por él y miembros
de su familia.
Quizás por la oscuridad de la noche y la lucha por mantener
los ojos abiertos que se cerraban por el sueño producido por
el cansancio, Pedrito no se había dado cuenta de la gran población
de árboles de Flamboyán que cubrían cada lado de las calles
que le conducían a su destino final en el pueblo, la casa donde
vivían sus tías. Se podría decir que “este pueblo era la mata de
los Flamboyanes.” Descubrir eso, quizás vendría a ser cuestión de
las circunstancias que envolverían la vida de Pedrito. Su atracción
hacia ese árbol en particular era bien notoria, especialmente
porque orgullosamente hablaba del mismo con amiguitos y
familiares como si se tratara de una persona.
Después de dar muchas vueltas y pasar por el frente de
las instalaciones del “Central Romana” se dirigieron hacia el
río Chavón que desemboca en el mar Caribe. Dio un giro
hacia el norte de la ciudad y arribaron frente a la casa de don
Rondón y doña Rosario, donde Pedrito pasaría algunos años
como miembro de esta parte de la familia de su padre representada
por doña Rosario, hermana de don Gregorio. Allí
vivía con su esposo don Rondón. Estos habían procreado tres
hijas que representaban el amor de la familia. Eran un verdadero
tesoro, afirmaban frecuentemente, el cual era celosamente
atendido por sus padres, especialmente el padre quien

Circunstancias que envolverían [involve] la vida de Pedrito

“La Mata de los Flamboyanes”. La expresión indica que esa clase de árboles abundan en determinado lugar o que es el origen de ellos.

Este pueblo era la mata de los Flamboyanes
Mata=(arbusto) bush; shrub; mata de coco (Caribe) coconut palm mata de plátano (Caribe) banana tree(Latinoamérica) (arboleda) clump; grove
Una batería [set, barrage] de relampagos [flashes of lightning] 

Atendido por==pay attention to, look after

.86. JUAN B. GUERRERO A.
desconfiaba de cualquier varón que apareciera rondando la
casa en busca de aventuras amorosas. Para ese tiempo ya una
les había fallado.
Eran casi las siete de la noche cuando el chofer estacionó el
carro en la calle frente la casa. Esta estaba ubicada en un primer
piso, como la mayoría de las casas de la época en La Romana; era
un casón de madera construida a las usanzas de los años cuarenta,
donde una puerta principal adornaba el frente de la misma.
La puerta estaba partida por el medio de arriba abajo, y cubierta
a discreción por un ribete blanco, y además cortada de un lado
a otro a la altura del hombro formando una cruz que dividía a la
misma en cuatro partes, las cuales podían abrirse de manera individual.
Dos pequeños balcones al estilo español se ubicaban, uno a la
derecha y otro a la izquierda de la misma, permitiendo de esa
manera distinguir una casa de las otras con las cuales compartía
los laterales.
Como era costumbre en estas construcciones, detrás de uno
de los balcones quedaba ubicada la sala principal y detrás del
otro se encontraba la habitación de la casa destinada a los esposos.
Solían llamarle “la habitación matrimonial” porque allí siempre
convivían los esposos.
Aunque era de noche, todavía se podía ver, ayudado por la
luz de la luna, que la casa estaba pintada de un color azul claro,
azul cielo digamos, usando el color de pintura blanca para resaltar
las obras de alto relieve que adornaban los balcones y todo el
frente del aparente viejo casón.
Pedrito, cansado del camino, ya dormía profundamente, y
su tía Margó, la más joven y hermosa de las tres hermanas y con
quien había hecho buena liga en la capital, lo cargó y lo llevó
pasando por la sala al cuarto donde supuestamente dormiría todos
sus años de visita inesperada en la casa de su tía Rosario.

Quien desconfiaba de cualquier varon que apareciera rondando la casa
Desconfiar=distrust, suspect
Rondar=prowl, Court, serenade, hover around
Un cason [una casona=large house, mansion]
Cubierta a discrecion [at one's choice] por un ribete [edging, border, trimming] blanco
Alli siempre convivian los esposos=live with, live together, coexist
Para resaltar [highlight, stand out] las obras de alto relieve
Con quien habia hecho buena liga en la capital
Get along well/badly with someone
Supuestamente=supposedly
A las usanzas de=custom, usage, style
Compartir los laterals=sides



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .87.
Doña Rosario se encontraba en la última habitación, con
salida hacia el patio, que le habían asignado cerca de donde dormía
Carmela, la muchacha que la muchacha que servía en la
casa y estaba encargada de ayudar a la doña, quien se mantenía
recluida en una cama debido a la enfermedad crónica que padecía.
Solamente don Rondón y Carmela se percataron de la llegada
de las muchachas. Don Rondón se encargó de pagarle agradecidamente
a Gallo la llevada y la traída a la capital de sus tesoros.
Carmela las ayudó apresuradamente con los paquetes que habían
traído en el ancho baúl del carro, llevándolos a las habitaciones
habitadas por las tías de Pedrito.
—¡Gracias, Gallo! Te agradezco el cuidado de mis hijas.
—Para eso estamos, Don. ¡Siempre a sus órdenes!
Con aire de agradecimiento, las muchachas también se despidieron
del chofer. Ahora, sin embargo, tenían que dar cuenta
a su padre de la llegada de un niño que era un extraño para toda
esta parte de la familia.
—Papá, refiriéndose al infantil visitante, se llama Pedrito
y es hijo de don Gregorio, el hermano de mamá. Es sobrino
de mamá. Son primos que queremos mucho. Quiso venir
con nosotros y como no hay varones en la casa, ¡Sin incluirte
a ti, por supuesto! Quisimos traerlo a pasar algunos días con
nosotros.
Don Rondón levantaba la cabeza y cerraba y abría los ojos;
se mantenía pensativo con algunos dedos cruzando los labios,
tratando de recordar de quién estaba hablando su hija Margó.
No es que le importara mucho, era el que menos tiempo pasaba
en la casa, pues salía todos los días bien temprano hacia la carretera
a la entrada del pueblo para encontrar los camiones que
traían mercancía agrícola que compraba y la llevaba al negocio

Se mantenia recluida [seclude, shut away] en una cama

.88. JUAN B. GUERRERO A.
que tenía en el mercado del pueblo. Como para despertarlo y
refrescarle la mente su hija le dice,
—Es hermano de Marta, ¿Recuerdas?, la prima que pasó
una semana con nosotros hace tres años.
—¡Oh, Oh, Oh… sí, si…! Ya me acuerdo.
—¿Pedrito, así se llama el niño, verdad? Está bien, debo
acostarme pues mañana hay feria agrícola y tengo que levantarme
bien temprano. ¡Mañana será otro día de mucho trabajo!
—¡Bendición papá! —Repitieron todas las muchachas—
Y así terminó ese día en la vida de Pedrito. Fue una noche para
que todas durmieran ayudadas por el cansancio del viaje de ida
y vuelta a la capital que habían realizado en el mismo día.
Al otro día las agujas del reloj no habían bien marcado las
siete de la mañana, pero ya hacía tiempo que Pedrito tenía los
ojos bien abiertos. Se sorprendió de estar en ese lugar y empezó
a mirar por donde quiera que encontrara algún agujero en las
paredes de madera del cuarto donde durmió esa noche. El cuarto
no tenía ventanas, sino solo una puerta que daba al comedor.
De hecho no era una de las cuatro habitaciones de la casa, parecía
un cuarto improvisado donde de vez en cuando dormía alguna
visita, pero cuando no había visita don Rondón lo usaba
como almacén improvisado para guardar algunas mercancías del
negocio de la familia. De todas maneras en la parte superior de
la pared que daba al patio, había una especie de ventana pequeña
rectangular, cerca del techo, que servía como respiradero,
pero que por su altura no era propiamente una ventana, sino un
ventilador de la habitación.
Con aire de investigador, como queriendo conocer todo lo
que le rodeaba, el infantil visitante empezó a caminar por la casa
solo. Carmela se había levantado a las cinco de la mañana y estaba
en la cocina preparando el desayuno. Sintió los pasos de

Feria Agricola=agricultural show

Al otro dia=the following day

Improvisado=Improvised, impromptu, ad-lib, makeshift

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .89.
Pedrito, pero no hizo caso a la presencia del mismo y lo dejó
seguir explorando e investigando todo lo que podía. Don Rondón
ya se había marchado para el lugar donde acostumbraba a
reabastecerse de mercancía para el puesto de venta localizado
en el mercado del pueblo.
Con excepción de la doña, que debido a la enfermedad
casi no podía dormir, y de Pedrito, todos los habitantes de la casa
se encontraban dormidos, así que Pedrito fue a la sala. Esta estaba
adornada con un juego de sillones finos de tres piezas hechos
de caoba, con asientos confeccionados en pajilla tejida al estilo español.
Una mesa pequeña del mismo estilo español ocupaba el
centro del juego de muebles; encima de la misma se lucían las
famosas imitaciones de muñecos franceses que estaban muy de
moda; así como un cenicero en cristal transparente donde se
veía que nadie lo había usado hacía un buen tiempo. Parecía
que nadie en la casa fumaba; o que las visitas, en la casa de esta
familia eran escasas.
Una gran vitrina hecha también de caoba dejaba ver a través
de sus cristales, la vajilla de cerámica china cuyas piezas servían
de adorno a la sala. Casi nunca la usaban ya que muy pocas
veces se presentaban ocasiones especiales a celebrar debido a la
enfermedad de la doña de la casa, quien ya tenía varios años de
padecimiento.
Unas cortinas largas de color blanco colgaban cubriendo a
discreción el pequeño balcón de esta parte de la casa que daba a
la calle. Estas solamente se corrían cuando alguien quería asomarse
por las pequeñas rendijas que la adornaban como cuadrantes
en el centro.
Varios cuadros de la familia adornaban las paredes de madera:
Uno era un retrato de los padres cuando se unieron en
matrimonio y los otros eran fotos de las muchachas celebrando

Como cuadrantes [quadrants, sundial] en el centro
cuadrante (solar) sundial

Re[abastecerse] de mercancia=Stock up on, supply

Asientos confeccionados en pajilla [straw] tejida al estilo espanol

Las pequenas rendijas=crack, gap

.90. JUAN B. GUERRERO A.
fiestas de cumpleaños. Algunos de los cuadros pintados a colores,
tomados de cuadros en blanco y negro, tenían una inscripción
que leía, “Arte Español.” Una lámpara de cristal transparente
colgaba del alto techo y bajaba al mismo centro de la sala a
una altura que permitía el paso de personas sin chocarse con la
misma...
Un florero adornado con flores naturales cultivadas en el
patio de la casa, descansaba encima de una mesita de forma triangular
cuidadosamente colocada en la esquina formada por una
de las paredes y columnas de madera que bajando desde el techo
y que sostenían toda la estructura que conformaba la sala.
Cerca de la mesita habían colocado una mecedora también de
caoba que parece había sido el lugar especial de la señora de la
casa durante el tiempo que gozaba de salud.
Regresando al comedor y Pedrito notó que estaba compuesto
de una mesa rectangular grande y pesada de caoba con seis sillas
con tejidos de pajillas como asientos y espaldar; para hacerlos
más cómodos, le habían puesto unos cojines color también blanco
que hacían juego con las cortinas de la sala.
Mientras sus ojos daban vueltas por toda el área entre la
sala y el comedor, se oyó la voz de Margó, quien llamó a Carmela
preguntándole si Pedrito se había levantado o si ya se había
desayunado.
—Sí, señorita, Pedrito ya se levantó. —Respondió Carmela—
quien no había salido de la cocina preparando lo que representaría
el desayuno a servir esa mañana: un mangú de plátanos
verdes hervidos, con huevos fritos y “cebolla colorá”. De
beber, aparte del agua, sacada de la tinaja, que normalmente
acompaña cada comida, había preparado un jugo de naranjas
recién tomadas del árbol que había en el patio, y un café con
leche. Ambos preparados con el café en grano que había sido

Tinaja=(large) pitcher, large earthenware jar

Dar vueltas=drive round, turn something over in one's mind

La estructura que conformaba [make up, composed of] la sala

Florero=vase
Cojin=almohadilla) cushion
Extranar=miss, surprise, find strange
Alejar=keep away, grow away, go away, keep apart
Cebolla colorá. Cebolla roja.



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .91.
molido en el pilón de la cocina y con la leche recién traída del
establo de ordeño y que traían a la misma puerta en el bidón
destinado para eso.
—Pero Pedrito no ha desayunado todavía, —agregó Carmela—,
porque ha estado caminando alrededor de la casa. No
me parece que tenga hambre, pues no me ha pedido nada de
comer, ni de beber. —A lo que Margó insistentemente agregó:
—De todas maneras el niño debe desayunar. Llegamos muy
tarde anoche y no pudo comer nada, pues llego profundamente
dormido. —Por favor, encárgate de que coma.
—¡Pedrito, ven a desayunar! —Lo llamó Carmela. De inmediato
el niño respondió y se sentó a la mesa solo en el lugar
donde Carmela se lo había indicado.
Mientras Pedrito comía, aparecieron todas las tías quienes
con insistencia, a una, querían servirle como si fuera la única vez
que el niño recibiría su atención, o las vería durante el tiempo
destinado a quedarse con ellas en la casa. Al mismo tiempo que
comían se oyó una voz entrecortada y acentuada por el cansancio
del despertar del sueño de la mañana, que salía con tono
insistente del cuarto…
—¡Margó, Margó ven acá hija, por favor! —Se oyó a doña
Rosario llamar. Inmediatamente la más joven de las muchachas,
se levantó de la mesa tomando la mano de Pedrito. Sin
embargo, en un momento pensó que quizás tenía que ayudar a
su mamá a ir al baño, así que soltó momentáneamente al niño y
se dirigió sola a la habitación donde se encontraba su mamá.
—¡Por favor, hija, ayúdame! Necesito ir al baño lo más rápidamente
posible. —Carmela no ha podido venir porque ha
estado preparándoles el desayuno. ¡Dame una mano, por favor!
Margó se acercó rápidamente a la cama donde yacía doña
Rosario. La ayudó a sentarse en la cama, para luego ayudarla a ir

Una voz entrecortada y acentuada [deepen, accentuated, stressed]
=intermittent, faltering, short of breath

Con voz tenue=faint (luz, sonido, dolor)

El pílon de la cocina=Pounding mortar, basin (pila) (para lavar)

Establo [stable, cowshed, barn] de ordeño [milking]


Bidón=drum (barril); (jerry) can (lata); large water container with handle

Caminar=walk, head for, travel, cover

.92. JUAN B. GUERRERO A.
al baño. Con dificultad asió a su mamá por la cintura colocándose
detrás de la señora. Inmediatamente se dio cuenta cómo a
la señora se le dificultaba pararse sobre los pies debido al deterioro
de los mismos. Eso demandó que Margó tuviera que cargar
casi completamente a su mamá.

Con dificultad asio [grasp, cling to, hold on to] a su mama por la cintura

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .93.
Capítulo 8
Después del episodio de
la mañana, creado por la necesidad de la madre de tener que ir
al baño y volver a la cama, Margó regresó al comedor donde
todavía se encontraba Pedrito conversando con los demás. Un
poco emocionalmente afectada por lo que había ocurrido con
su mamá en el cuarto, se dirigió al muchacho…
—Pedrito, vamos al cuarto quiero que conozcas a mi mamá,
tu tía.
Levantándose de la mesa y apretando la mano de Margó, el
niño caminó con ella y mostrando total obediencia asintió con
su cabeza el mandato de su joven y hermosa tía.
—¿Mamá, está todo bien? Dime si necesitas algo más esta
mañana. —Expresó la joven Margó.
—Llegamos tarde anoche y no queríamos despertarte.
Papá nos ayudó en todo, pero nos dijo que tenía que salir bien




.94. JUAN B. GUERRERO A.
temprano por lo del mercado agrícola, tú sabes, así que nos
fuimos a dormir inmediatamente.
—¡Mami, quiero que conozca a Pedrito! —Es hijo de tía
Altagracia y tío Gregorio.
Con voz tenue, como usando muletas para sacar cada palabras,
doña Rosario preguntó por su cuñada, — ¿Y cómo está
doña Altagracia?
—¡Está bien! —Contestó Margó.
—Pedrito quiso venir con nosotras y va a quedarse por algunos
días…
—¡Bésale la mano a tu tía Rosario, Pedrito!
A lo que el niño respondió pidiendo la bendición,
—¡Ción tía!
—¡Dios te bendiga Pedrito! ¡Qué bueno que hayas venido
a visitarnos!
—¿Sabes? Soy hermana de tu papá, Gregorio.
Cuando el niño oyó la palabra “papá,” parecía que el
tiempo se había detenido para devolverlo al pasado, en su
mente de muchacho recordó un episodio que se mantenía,
como cristal roto a pedazos en su mente. Parecía como si imágenes
distorsionadas se reflejaran por pedazos en los añicos
de cristales. Esas imágenes se habían tornado borrosas y de
alguna manera las relacionaba con el reflejo distorsionado de
la palabra “papá.” Ese episodio había hecho nido roto en su
conciencia infantil y de vez en cuando resurgía, como en ese
día en que se encontraba en la habitación de su tía, para seguir
completándolo como un rompecabezas que el destino
pretendía armar.
Quizá era el momento de completarlo, no lo sabía, ayudándolo
la expresión que salió de los labios de la tía enferma y
que afirmaba ser la “hermana de su papá”, don Gregorio.

Con voz tenue=faint (luz, sonido, dolor)
Esas imagenes se habian tornado borrosas=blurred, vague, hazy
Parecía que el tiempo se había detenido [stop]
Detenido=detailed, thorough, unhurried, careful
Detenidamente=carefully; thoroughly, at great length
Detener=stop, hold up, delay
Para devolverle al pasado=give back; return; restore
Los anicos [???] de cristales
Como cristal roto a pedazos=glass broken into pieces
Añicos=hacer un vaso añicos to smash a glass to bits
hacer pedazos algo to break something to bits; to destroy something (figurative)



MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .95.
Todo el episodio había empezado en Las Cinco Esquinas.
Viviendo allí, cuando tenía menos de dos años, su mamá doña
Altagracia, decidió llevarlo al campo para visitar a su “papá.”
Esa palabra se la repetía constantemente al niño como queriendo
que la esponja cerebral de la niñez la absorbiera. Parecía
que en su mente infantil no había descubierto todavía el
verdadero significado de la palabra “papá.” Ni mucho menos
la podía relacionar con persona viviente alguna. Si existía, Pedrito
no la conocía.
Doña Altagracia recuerda que en contra de los consejos de
sus vecinos del pueblo que había dejado atrás, quienes le advertían
que el viaje a la capital era peligroso, su mamá había decidido
salir del pueblo bajo la condición que estaba, embarazada de
él. Lo dio a luz en la capital, y como muchos niños, se estaba
criando sin la presencia de un padre, aunque sí con todo el amor
de una madre que lo quería entrañablemente… Pedrito era el
niño que nadie pensaba que podría nacer… El día que tomó la
decisión de tirar la toalla con su marido muchos del pueblo le
cuestionaron su decisión,
—”Una buena esposa no abandona nunca a su marido”,
decían algunos. Aunque otros la apoyaban. Pero como la decisión
ya la había tomado doña Altagracia, otros trataron de desalentarla
aduciendo el peligro a que exponía su embarazo,
—”Esa barriga la vas a perder.” —Le solían repetir a
doña Altagracia, aun cuando ella aferraba a la vida la criatura
en su vientre. No quería haberlo hecho así, pero no veía otra
salida. Y así con “la barrigota” agarró a todos sus hijos y con
maleta en mano salió para la capital prometiéndose nunca más
regresar al pueblo, lleno de amarguras y abusos, que dejaba atrás.
Para hacer el viaje de visita a su papá en el campo, y hacer
de la ocasión algo más memorable, su mamá le compró unos

Entrañablemente=dear, close, deep, beloved, fond, affectionate, charming, winning
Desalentar=discourage, dishearten, lose heart
Aferrar=grasp, grab hold of, cling to, stick to, stand by, remain firm
Agarrar=hold on to, grip,
Amargura=bitterness, sorrow
La esponja [sponge] cerebral de la ninez=The sponge of his child's brain
Aduciendo el peligro a que exponia
Aducir=adduce, allege, claim, offer as proof,
Barrigota. Se dice de lo pronunciado del vientre de una mujer embarazada. También se dice de una persona con el vientre grande. Panzón

.96. JUAN B. GUERRERO A.
pantalones largos y una camisa color crema manga corta. Le puso
calzoncillo y franela nuevos. Lo vistió con un par de zapatos negros
que le puso con un par de medias blancas con aleros de
encaje que caían hacia los lados. Luego, con manos tiernas de
una madre amorosa, lo peinó suavemente para que su padre
pudiera fijarse en él y le diera el mejor de los piropos que los
padres amorosos les dan a los hijos que admiran. Doña Altagracia
anhelaba que Pedrito recibiera un abrazo del padre cuya voz
agorada se había perdido en un laberinto profundo de espacio y
de tiempo. ¡Nunca lo había oído hablar! El timbre de su voz le
era desconocido a sus oídos. Su imagen, por otro lado, estaba
perdida entre nubes grises que se desprendían a pedazos de las
tormentas de la vida.
Quizás en su mente de madre, doña Altagracia esperaba
que Pedrito pudiera oír la voz desconocida de su progenitor
pronunciando algunas palabras de aprobación, algún saludo
afectuoso: ¡Qué guapo te ves, mi hijo! ¡Pareces todo un hombrecito!
¡Qué grande estás! De todos modos la madre extrañaba
que alguien le dijera a su hijo que era la misma imagen de su
padre; que se parecía al padre...al padre que no conocía.
Tal vez el niño esperaba un abrazo caluroso que le hiciera
sentir y creer que lo único que alejaba al padre, no era el hijo,
sino que era el compromiso con el trabajo, que para mantener a
la familia le mantenía alejado de la misma. Pero en su mente no
estaba seguro de que fuera así.
Buscando que su hijo se relacionara con su padre desde su
temprana edad, doña Altagracia hizo todos los planes del viaje
apresuradamente. Ese día bien temprano en la mañana, antes
de saludar al sol, se fueron a la estación de autobuses que viajan
al este del país. Allí buscó desesperadamente dónde montarse
y partió, cargando esperanzas en los lomos cansados, con

Una franela con bordados en colores=undershirt (United States); T-shirt (camiseta)
Con aleros de encaje [lace]
Cuya voz agorada=predict, prophesy, augur, foretell
Desprender=Se desprendian a pedazos
El sonido que se desprendia del techo El calor que se desprendia del techo
Los lomos cansados=loins, lower back
Calzoncillo=shorts (United States); boxer shorts
Desconocer=not to know; be ignorant of, not to recognize, disown
Desesperadamente=desperately; despairingly

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .97.
su querido hijo Pedrito en la “guagua” que salía más temprano
hacia el pueblo que la había visto nacer, sufrir y marcharse. Viajaron
por cuatro horas hasta llegar a uno de los campos entre La
Romana e Higüey. La imaginación de la madre parecía un volcán
en erupción con solo pensar si el viaje tendría o no éxito.
Anhelaba tanto que cada uno de los hijos se relacionara con su
progenitor que era capaz de atravesar las mayores distancias e
indescriptibles peligros con tal de lograr una mejor relación entre
el padre y los hijos.
Llegaron al pueblo más cercano de donde tendrían que
caminar algunas horas para encontrar la hacienda donde trabajaba
su esposo don Gregorio. Haciendo camino, bajando y subiendo
colinas con el niño de vez cuando cargado entre sus brazos,
la madre de Pedrito tuvo que hacer mil preguntas a todo el
que se le acercaba para ver si alguien podía saber del paradero
de su marido. Siguiendo direcciones llegó al rancho construido
en medio de la hacienda, y allí preguntaba si alguien sabía la
hora en que don Gregorio pasaba por el lugar. A duras penas
alguien se atrevía a darle alguna información. Parecía imposible
predecir al hombre.
Ella había venido de la capital para que Pedrito supiera que
todo hijo tiene un padre. Quería que el niño descubriera que su
padre era real. Quería que su hijo supiera que su padre vivía.
Que no era un fantasma. Por eso lo trajo, para que viera a su
papá. No quería pensar en marcharse hasta que el niño oyera la
voz de su padre y sintiera el calor de sus abrazos.
—”Mire doñita” —Le decía uno de los trabajadores del
rancho,
—Sólo Dios sabe a qué hora pasa por aquí el Señor Gregorio.
Como todos los días, él vendrá, eso se lo aseguro, pero

Colina=hill

A duras penas=with great difficulty, barely

Fantasma=ghost, phantom, bogus

Anhelar=long, wish for, crave

Atreverse=dare

Guagua. Medio de transporte colectivo o autobús.



.98. JUAN B. GUERRERO A.
cuándo, ni pensarlo, así que arrímese a esa mecedora y yo le
aviso cuando lo vea venir.
Cansada del camino se sentó en la mecedora, era hecha de
madera de pino blanco y con asiento tejido de guano. Se mecía
lentamente tratando de dormir al niño dándole el pecho para
pensar, solo para pensar. Mientras su hijo cabeceaba, las lavas de
un volcán de pensamientos parecían quemarle la esperanza. No
podía dejar de pensar en lo que sería el futuro de sus hijos, el
futuro de Pedrito, sin la presencia del padre.
Habían salido temprano de la capital, pero como el tiempo
pasa inexorablemente, rogaba que el tiempo no se remontara a
esas horas cuando el sol le entregaba el día a la luna que lo tornaba
noche. ¡Todavía había esperanzas! En su mente, repetía la
misma oración,
—”Virgencita, tráemelo pronto. Quiero que Pedrito conozca
a su padre. No quiero que siga creciendo solo, como sus
otros hermanos. Además, virgencita, tenemos que coger la guagua
de regreso a la capital hoy mismo…” «Y un bebesssseo,
entre los labios y el corazón, como si estuviera rezando el santo
rosario, mantenía los labios de la doñita en movimiento, pero
que no dejaban salir las palabras».
Las horas seguían pasando. El sonido que se desprendía
del techo de cinc que cubría el rancho, se hacía más agudo en
la medida que se calentaba con los ardientes rayos del sol Caribeño
que avanzaban hacia el medio día. El calor que se desprendía
del techo empezaba a sentirse; parecía como si hubieran
prendido una fogata en el salón donde se encontraba. Le
ofrecieron un vaso de jugo de limón fresco, enfriado con un
pedazo de hielo, que guardado celosamente enterrado en el
patio y cubierto con pajas secas de arroz, compartieron para la
memorable ocasión. Limón tierno y jugoso acabado de arrancar

Asiento tejido de guano=[palm tree]
Su hijo cabeceaba=nod off, shake one's head, lurch, sway
Las lavas de un volcan=Lava from a volcano
Arrimar a esa mecedora=move o bring closer (acercar)
Rogar que el tiempo no se remontara a=go back to, date back to
El calor [el sonido] que [se desprendía] del techo
Prender una fogata=(hoguera) bonfire; (llamas) blaze
Guardar enterrado [bury] en el patio
Cubrir con pajas [straw] secas de arroz

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .99.
de la mata que daba sombra en el patio. Doña Altagracia expresando
su agradecimiento se lo tomó compartiéndolo con
su hijito Pedrito. Era lo único que habían podido echarle al
estómago en esa mañana, pero había que esperar hasta estar
segura de que su hijo Pedrito pudiera ver a su progenitor. Todavía
con los pensamientos que rechazaban que se hiciera realidad
lo temido, se vio un rayo de esperanza al oír el sonido de
las voces que resonaban a lo lejos, y de repente, sin esperarlo
entró corriendo el encargado del rancho…
—¡Doñita! ¡Doñita! —Le gritaba el empleado de la hacienda,
mientras a lo lejos se oía una jauría de perros ladrando
agresivamente detrás de los animales.
—El señor Gregorio se acerca a todo galope en un caballo
blanco. Anda con otras personas. Y parece que andan rápido.
Así que, venga, venga, salga con el niño para que los vea antes de
llegar y se detenga.
El ladrido de los perros que perseguían el caballo de don
Gregorio resonaba en el vasto firmamento de la gran hacienda,
como si hubiera sido una batería de relámpagos acompañando
la llegada de una gran tormenta. Con la furia con que ladraban,
parecía como si los perros estuvieran viendo alrededor del
jinete una figura del más allá que lo envolvía.
De inmediato doña Altagracia despertó a Pedrito y se levantó
rápidamente de la mecedora tratando de arreglar la ropa
que llevaba el niño puesta. Se la planchaba con las manos y le
pasaba las dos manos por la cabeza tratando de arreglarle el pelo
con los dedos como si hubieran sido dos grandes peinetas.
Sin mediar más palabras, ni acciones, doña Altagracia agarró
la mano del niño y se paró junto al camino que pasaba en
frente del viejo rancho de la hacienda. Todavía el cinc brillaba
por el reflejo de candente sol Caribeño. La pequeña criatura,

Voces que resonaban a lo lejos=Resound, ring, echo
Una jauria de perros=Pack of hounds
Dos grandes peinetas=ornamental comb
El reflejo del candente [burning, red-hot] sol
Arrancar [uproot, pull up, de la mata que daba sombra en el patio
Mata=(arbusto) bush; shrub; mata de coco (Caribe) coconut palm mata de plátano (Caribe) banana tree(Latinoamérica) (arboleda) clump; grove
Una batería [set, barrage] de relampagos [flashes of lightning]

.100. JUAN B. GUERRERO A.
que se agarraba fuertemente de las piernas de su mamá divisó a lo
lejos, con aire de silencio callado de emociones, el hermoso y gigantesco
caballo Napoleónico, seguido de otros animales, que se
acercaban a todo galope. El agresivo ladrido de los perros aumentaba
en la medida en que los animales crecían al disminuir su distancia
al rancho.
Las crines de los caballos que se acercaban colgaban desordenadamente
hacia el lado derecho y se movían al son del movimiento
de la cabeza de los imponentes caballos. Parecían corceles
que se apresuraban al campo de batalla y que dejaban donde
pisaban las marcas de las herraduras cargadas de tierra negra,
la más fértil de la región. El jinete del caballo blanco estaba cabalgando
en una lustrada silla de cuero teñida de color marrón,
y diseñada con figuras bajo relieve de diferentes formas y tamaños
que geométricamente se distribuían al frente y a los lados de
la misma. Dos largas trenzas de cuero colgaban a cada lado de la
misma adornadas en su parte superior con claveles también diseñados
del mismo material. Al frente de la silla colgaba una
escopeta de dos cañones con una culata hecha de pino al estilo
natural, pero con el brillo que reflejaba los candentes rayos del
sol de la mañana que arribaban al medio día. A lo lejos se podía,
también, divisar un revólver colgando del lado derecho de la
cintura del jinete; quien además llevaba pantalones y camisa de
color caqui con un par de botas negras relucientes armadas de
grandes espuelas plateadas que golpeaban incesantemente la
barriga del hermoso corcel, que con sus acompañantes, avanzaba
rápidamente camino a la parte frontal del rancho donde nerviosamente
se encontraba parada, con su hijo, doña Altagracia
esperando a don Gregorio.
—¡Pedrito! ¡Pedrito! —Le dijo su mamá— ¡Ahí viene tu
papá!, cuando llegue pídele la bendición.

Diviso a lo lejos [distinguish, make out] [in the distance]
Los crines [mane] de los caballos
Dejar donde pisaban [step on, tread on] las marcas [tracks, pawprints] de las herraduras (horseshoe)
Cabalgar (ride) en una lustrada (shine, polish) silla (saddle) de cuero
Figuras bajo relieve
Trenza=[de pelo] plait; braid [de pajas, cintas]
Clavel=carnation
Reluciente=shining, gleaming
Espuela=spur
Corcel=steed, charger
Camino a=on the way to

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .101.
—¿Oíste hijo? —Pídele la bendición a tu papá. No te olvides…
Mientras tanto Pedrito se mantenía moviendo la cabeza en
señal de asentimiento a los deseos de su mamá. A esa edad no
sabía por qué había que pedir la bendición, pero estaba dispuesto
a seguir siendo el niño obediente protegido por el amor de su
mamá, que era todo el sentimiento que había podido conocer
en los pocos años de vida que tenía.
La velocidad con que se acercaba el caballo blanco parecía
hacer los minutos más cortos y su figura más grande. Al acercarse
y ver la silueta de una mujer en su claro horizonte, don Gregorio
disminuyó la velocidad. Los perros obedecieron a la acción
del jinete y guardaron silencio, algo así como si hubieran
querido ser testigos de las emociones entre humanos que tal vez
ellos habían experimentado al lado de su amo. Finalmente don
Gregorio notó que era la madre de sus hijos, y haciendo señal
pidiendo permiso a sus acompañantes, y dejando los perros atrás,
se detuvo frente a su esposa y a la pequeña criatura que firmemente
se agarraba de las piernas maternales.
La esbeltez del caballo blanco, que parecía un Caballo de
Troya frente al pequeño tamaño del niño, hizo que Pedrito se
olvidara de la orden que había recibido de su madre de pedirle
la bendición a don Gregorio. Por algunos minutos, en su mente
infantil, se dedicó, sin proponérselo, a tratar de descifrar el
tono de voz y los sentimientos de don Gregorio cuando inquisitivamente
cuestionaba a doña Altagracia. Varias preguntas
se oyeron flotar en el aire, pero como era la costumbre, sin
esperar ninguna respuesta. A los oídos del niño solo resonaban
expresiones que no podía entender a su edad. ¿Por qué? ¿Para qué?
¿Cuándo? ¿Dónde?...
Doña Altagracia había entendido de nuevo el acostumbrado
mensaje que de parte de su esposo se hizo realidad en pocos

Resonar=resound, echo, ring

La esbeltez [gracefulness] del caballo blanco

.102. JUAN B. GUERRERO A.
segundos una vez más. Al oír salir de entre el choque de los labios
del jinete el sonido del “chupón” acostumbrado para adelantar
el paso de los caballos acompañado de la palabra “arre,
arre” que salía de la boca de don Gregorio, al ver las espuelas
plateadas que se clavaban indolentemente en la barriga del animal,
doña Altagracia reaccionó presentándole rápidamente al
niño…
—¡Este es Pedrito! —Le dijo al padre.
Sin embargo, el niño no tuvo tiempo de pedir la anhelada
bendición del padre que le había dado la vida, porque don Gregorio
no tuvo el recato de apearse del caballo a saludar a su mujer
ni a darle un abrazo al hijo que vino de tan lejos a conocer al
padre que al final no conoció, porque vino sin padre y se fue sin
él. Pedrito se olvidó de pedirle la bendición al progenitor que
siguió existiendo como imágenes fragmentadas en los pedazos
de un espejo roto por el tiempo.
Don Gregorio, seguido de sus perros, se alejó como mismo
llegó, ‘a todo galope’. No hizo tiempo ni siquiera para oír el
nombre de su hijo tan pequeño. No le importó saber su edad, y
ni siquiera le preguntó cómo estaba, y mucho menos pensó en
bajarse del animal para darle un abrazo y así honrar las horas de
viaje que le habían traído de tan lejos, de la capital, a conocerlo.
Pedrito no pudo oír ni un piropo de los que los padres,
orgullosos de sus hijos, dan a las criaturas que traen al mundo.
Tampoco pudo sentir el calor que viene del abrazo que dan los
padres amorosos. Ni siquiera tuvo tiempo para descubrir el significado
de la palabra ‘papá’ en presencia del hombre llamado
don Gregorio. Este tenía la obligación moral ante Dios de hacer
sentir amado al hijo, que sin pedirlo, había traído a este mundo.
La prisa del compromiso despiadado le había hecho olvidar que
un hijo no es un animal, que un hijo es un ser humano creado a

Chupón. Sonido creado por la absorción de aire con los labios fuertemente unidos.
Arre, Arre. Sonido creado para echar a andar los animals de carga. Arrear .

Indolentemente= (perezoso) indolent; lazy; (abúlico) apathetic; (lánguido) listless

No tuvo el recato [decency, good manners] de apearse [dismount from] del caballo

La prisa del compromiso despiadado=[+persona] heartless; [+ataque] merciless; pitiless

Chupon=parasite, leech, sponger, (chupete) pacifier

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .103.
imagen de Dios con dignidad. Es un ser formado como ente
social, y lleno de sentimientos, que heridos pueden asomar lágrimas
del alma por los ojos del destino.
Al verlo marcharse, y con signo de resignación doña Altagracia
agarró a su hijo, y aunque cansada, lo levantó y cargándolo,
tratando de detener las lágrimas que se asomaban a los
ojos, porque las del alma ya habían salido, lo apretujó bien cerca
del corazón para nunca más dejarlo ir. Salió con su carga
dejando atrás la hacienda, y se dirigió hacia el pueblo para
empezar a desandar el mismo camino desesperanzado que le
había conducido al campo de donde había salido, para de
nuevo regresar a la capital con el hijo que había traído a ver a
su padre, pero que había regresado a las Cinco Esquinas sin un
padre presente, aunque sí, con una madre que llenaba con su
amor y protección las necesidades del hijo que no había podido
oír ni una sola palabra de amor que naciera en el corazón
del jinete del caballo blanco…
La hermana de don Gregorio no vio ninguna reacción de
parte del niño ante la revelación de que era hermana de su papá.
Pedrito se mantenía en hermético silencio, sin dar tregua a ningún
pensamiento, y cabizbajo, ignorando lo que esperaba su
tía: alguna reacción emocional del niño hacia su padre. Pero no
fue así, lo único que todavía reflejaba en su inocente cara era
que aquel episodio seguía confuso y rodeado de tinieblas en la
mente del niño. Preguntas sin respuestas. Eso parecía ser lo que
deambulaba en su mente: ¿Papá? ¿Hijo?
—Pedrito, vete al patio a jugar. —Reaccionó la doña, quizás
para no darle largas al asunto relacionado con la relación
entre el niño y don Gregorio, su hermano.
Pero el niño, sin darle mucha mente a la reacción de doña
Rosario, salió huyendo de la presencia de la misma hacia la parte

Las lagrimas que asomaban a los ojos=brim with
Empezar a desandar el mismo camino=go back over, retrace one's steps
Se mantenia en hermetico silencio=airtight, impenetrable; reserved; secretive
Sin dar tregua a ningun pensamiento=sin tregua without respite, without let up
Cabizbajo= dejected; downcast; crestfallen, downhearted
Lo que deambulaba [wander about] en su mente
Para no darle largas al asunto=delay, postpone
Ente=entity [body, organization], being (ser)
Con signo de resignación Resignadamente Meekly, resignedly, passively, with resignation
Desesperanzar=Lose hope, despair
Sin darle mucha mente a la reacciön=Without giving much thought to the reaction

.104. JUAN B. GUERRERO A.
trasera de la casa, que todavía no había conocido muy bien. Las
horas de esa mañana habían avanzado inexorablemente, y la luz
del sol luchaba por atravesar las enormes y copiosas ramas que
llenas de flores adornaban el patio de doña Rosario.
Mirta, la mayor, había entrado a la habitación trayendo las
medicinas que había comprado en la capital para su mamá por
recomendación del médico, con quien habían consultado lo referente
a la enfermedad de la señora Rosario.
—¡Bendición mamá! ¿Dormiste bien anoche? ¿Cómo te
sientes hoy?
La reacción de la madre fue inmediata y sin pretender esconder
nada…
—¡Dios te bendiga, mi hija! Bueno, la verdad es que me
duelen todas las coyunturas de los huesos. Pero, no es nada
nuevo, ¿verdad? —Y como si quisiera dar prueba del rosario
de problemas que le colgaban, levantó las manos y mostrándoselas
a la hija le dijo—:
—¡Mira cómo las tengo! Y con aire de resignación agregó,
¡Creo que se están apagando!
Mirta miraba con ojos misericordiosos las manos y los pies de
su querida madre. Notó cómo los dedos de las manos parecían pequeñas
y flacas terminaciones que colgaban secas de las ramas de un
árbol. El tono grisáceo de los mismos revelaba que se les había escapado
la vida. Parecía como si las venas se hubieran ausentado de esa
parte del cuerpo, dejando que los huesos brotaran por encima de la
piel. La hija, mostrando un dolor guiado por una profunda pena,
se inclinó para mirar hacia las extremidades inferiores. Percibió la
misma condición, pero con el atenuante de que la corteza del tronco
empezaba a desaparecer. Algunos músculos de las piernas casi
afloraban, y dejaban ver el poco tiempo de vida que les quedaba. A
parte del fuerte olor que se desprendía de la masa blanca de “sebo de

Coyunturas [joints] de los huesos
Rosario [string] de problemas que le colgaban [hang on]
Creo que mis manos están apagando=die, be extinguished, fade away

Pero con el atenuante de que la corteza del tronco ...
circunstancias atenuantes extenuating circumstances; mitigating circumstances
corteza=[de árbol] bark, (exterior) outside; outward appearance

Algunos musculos casi afloraban=(come to the) surface, to show (surgir)

Olor que se desprendía de la masa blanca
Desprenderse= to give off (olor, luz, calor)

MI AMIGO EL FRAMBOYÁN .105.
Flandes” que usaba para darle masaje, lo único que impedía verlos
totalmente eran las vendas de tela y algodón que empapadas de un
líquido rojizo se enrollaban, como cortezas de un árbol viejo, alrededor
de los mismos.
Todo esto dificultaba el movimiento de la señora, razón por
la cual tenía que mantenerse acostada la mayor parte del tiempo.
Había perdido toda movilidad en ambas extremidades. Parece
que la enfermedad había avanzado a pasos gigantescos. Ya
la misma impedía que doña Rosario se pudiera levantar, por lo
menos a hacer caminatas en la casa para mover los huesos. Prácticamente
lo único que si permanece es la lucidez mental. En la
familia, por lo demás, ¡Ya se había perdido toda esperanza!
—”Tengo mucho dolor, hija”
—Siento demasiada vergüenza que cada día necesite más
de la ayuda de ustedes para ir al baño, bañarme y cambiarme.
Estoy muy agradecida de Carmela, ha sido como un ángel para
mí, pero creo que se está cansando. –y dando un profundo suspiro
agregó:
—¡Ojalá que no! ¡Dios mío! No sé qué podría hacer sin
ella...

Las vendas de tela=cloth bandages